Inicio - Gracias a Dios - Brindan atención a niñez escolar de La Mosquitia

Brindan atención a niñez escolar de La Mosquitia


Puerto Lempira, Honduras. 16.01.2017

Vivir en Gracias a Dios y especialmente en el sector de La Mosquitia da la impresión de que es sinónimo de abandono.

Los niños, que en su mayoría son de piel color canela, viven en precarias condiciones debido a la pobreza.

José Basilio Cardona, de apenas ocho años, es uno de esos compatriotas y a su corta edad casi todos los días se alimenta con pequeñas porciones de arroz, frijoles y rodajas de plátano.

Esta dieta alimenticia es casi una constante en las comunidades de los seis municipios que componen el departamento de Gracias a Dios: Puerto Lempira, Wampusirpe, Ahuas, Juan Francisco Bulnes, Ramón Villeda Morales y Brus Laguna.

En estos seis municipios habitan alrededor de 94,450 personas que urgen ser atendidas, en especial unos 62,097 que viven en las zonas más recónditas.

Sin duda que la falta de alimentos es uno de los principales problemas que enfrentan los pobladores y tiene su peor impacto en los niños, lo que trae como consecuencia la desnutrición, bajo rendimiento escolar y deserción de los centros educativos en los diferentes niveles.

Programa
Gracias al Programa de la Merienda Escolar que impulsa el gobierno de la República a través de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), con apoyo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y organizaciones no gubernamentales de Puerto Lempira, se fortalece la alimentación que beneficia a 25,740 niños en edad escolar en todo el departamento de Gracias a Dios.

Con el fortalecimiento de la merienda escolar lo que se pretende es agregar otros productos que servirán como complemento y con ellos mejorar la nutrición de los infantes.

Actualmente, la merienda que se entrega en 312 centros educativos, de los cuales 169 son de educación básica y 143 de educación prebásica, comprende cuatro productos básicos: harina, aceite, arroz y frijoles.

Sin embargo, en los centros educativos de los municipios de Puerto Lempira y Villeda Morales desde el año anterior se incorpora a la merienda el pescado como complemento nutricional.

José Luis Cárcamo Martínez, director municipal de Educación del municipio de Puerto Lempira, explicó que en 2015 la deserción escolar fue del 28 por ciento, pero con la implementación de la merienda la deserción en 2016 se redujo al 7 por ciento.

“Los alumnos se han incentivado porque en la mayoría de los hogares no tienen qué comer y en las escuelas se les da una buena porción, lo que les permite ir a sus casas con el estómago lleno y dormir tranquilos”, aseguró Cárcamo.

Dificultad
El gris panorama se volverá esperanzador a partir de este año, ya que gracias a una alianza entre el gobierno y el PMA se pretende cubrir con la merienda escolar, a la que se le van agregar por los menos dos complementos, todos los centros educativos de este departamento.

Alcanzar el objetivo no es nada fácil porque llegar con los productos con los que se preparan los alimentos de los 25,740 escolares se debe hacer por la vía aérea o marítima y con el transporte los gastos se elevan.

Uno de los municipios más distantes es Wampusirpi.

Para llegar a la mayoría de las comunidades el único medio de transporte es el pipante o canoa, que es utilizado para acarrear los productos utilizados para la merienda escolar.

Beneficiados
José Lino Pacheco, representante del Programa de Alimentación Escolar de la Sedis, explicó que en Puerto Lempira se entrega la merienda escolar en 12 centros educativos donde son beneficiados 1,530 alumnos.

En estos centros educativos a la merienda se le agrega pescado y frutas como complemento.

Mientras que en 3 centros escuelas del municipio de Ramón Villeda Morales son apoyados 901 alumnos, los que también son beneficiados con el complemento de mariscos y frutas.

En total son 2,431 alumnos los beneficiados con el complemento nutricional de la merienda escolar.

Los productos del mar se adquieren de forma directa, ya que se compra a los pescadores de la comunidad.

El año anterior se compraban 405 libras de pescado a la semana, las cuales se distribuían en los centros educativos. En Puerto Lempira se entregaban 254 libras y en Ramón Villeda Morales 151 libras cada semana.

Con la compra de mariscos se beneficiaba a 10 pescadores de forma directa y a 20 de manera indirecta, a quienes se les compra a 18 lempiras la libra.

Se determinó integrar pescado a la merienda porque en esta zona del país este producto se compra a menor precio, pues en dichos lugares se obtiene con mayor facilidad.

Este año la merienda escolar con otros complementos se va a extender a los municipios de Wampusirpi, Ahuas, Brus Laguna y Juan Francisco Bulnes.

El objetivo es incorporar vegetales, huevos, leche y lácteos.

En la comunidad de Krausirpi, del municipio de Wampusirpi, a la merienda se le va agregar componentes como plátano, yuca y vegetales, que se cultivan en la comunidad.

Además, el PMA comprará a los pequeños productores el arroz que se va a distribuir en los centros educativos.

Se ha planificado adquirir 600 quintales de arroz, que equivalen a 30 toneladas métricas. Cada quintal será adquirido a mil lempiras, lo que significa que se invertirán alrededor de 600 mil lempiras.

Hay que recordar que la merienda escolar es un programa que se desarrolla desde hace 18 años y beneficia a 1.4 millones de escolares a nivel nacional. Con el programa lo que se pretende es mejorar la calidad de vida de los niños a través de alimentos que contribuyan con una mejor nutrición y que no haya deserción.

El “Informe sobre desarrollo humano de Honduras 2011” establece que el departamento de Gracias a Dios tiene la menor esperanza de vida con 70.2 años y el menor ingreso anual per cápita estimado en tan solo 1,409 dólares anuales.

Es decir que, en promedio, los habitantes de este sector deben sobrevivir con 3.9 dólares diarios, valor muy cercano a la línea de pobreza internacional, que es de 2.00 dólares.

Actualmente solo en Gracias a Dios la inversión que hace el gobierno es de 32 millones de lempiras. Solo en el proceso de compra directa a los pequeños productores se invierten alrededor de tres millones de lempiras al año. Y para este año se espera invertir 15 millones de lempiras en compras directas a los productores de las comunidades.

Programa de Alimentación Escolar en los centros educativos:

1. Mejora la calidad de vida y nutrición de los niños: Los niños que reciben la merienda con los diversos componentes tienen mejores condiciones de vida y nutrición, ya que los alimentos que contienen son básicos para el organismo.

2. Disminuye la deserción en los centros educativos: Con la entrega de la merienda escolar ha disminuido en buen porcentaje la deserción, pues incentiva a los menores a ir a los centros educativos, ya que en muchos hogares no tienen qué comer.

3. Los padres de familia preparan los alimentos: Los padres y madres de familia son los que se involucran en la preparación diaria de los alimentos para sus hijos. Las autoridades de los centros educativos organizan a los responsables de hacerla.

4. Compra y distribución de los alimentos en escuelas: El PMA firmó un convenio para que organizaciones de la comunidad compren los alimentos que son distribuidos en los centros educativos y supervisa la entrega de los mismos.

5. Inversión que se hace al año en Gracias a Dios: La inversión que se hace en alimentos en el departamento de Gracias a Dios es de 32 millones de lempiras al año. Este año se pretende invertir 15 millones en compras directas a los productores.

Fuente: elheraldo.hn

Más noticias...

Invierten L78 millones en nuevas escuelas en La Mosquitia

27-09-2017 Con apoyo del Banco Alemán de Desarrollo se invertirán 78 millones de lempiras exclusivamente ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: