Inicio - Ciencia y Tecnología - El viaje frustrado de Richard Branson

El viaje frustrado de Richard Branson

El viaje frustrado de Richard Branson

Ha abierto la vía a los viajes turísticos, eso es indiscutible. Richard Branson ha sido el primero en alcanzar el espacio con naves de su compañía Virgin Galactic. El empresario, ¡de 70 años!, ascendió hasta los 86 kilómetros de altitud junto a otros cinco miembros de la tripulación. Según él, fue la «experiencia de su vida».

A bordo de la unidad VSS estaban los pilotos Dave Mackay y Michael Masucci, y los especialistas en misiones Sirisha Bandla, además de Sir Richard Branson, Colin Bennett y Beth Moses.

Volaron por encima de Nuevo México en la máquina que su empresa lleva desarrollando desde hace 17 años y testaron la ingravidez durante cuatro minutos. Además, pudieron admirar la curvatura de la Tierra, en un viaje que se desarrolló sin dramatismo y cuyo aterrizaje se produjo alrededor de aproximadamente una hora después del despegue.

“A los niños del mundo: yo soñaba de pequeño mirando las estrellas. Hoy miro a la Tierra. Si nosotros pudimos hacer esto, imaginad lo que podréis conseguir vosotros”, dijo el magnate.

Ahora bien… Tiene detractores. Más allá de los costes medioambientales, según la Federación Aeronáutica Internacional –organismo encargado de establecer los estándares aéreos–, la línea Kármán es la que define el inicio del espacio exterior. Y el corte asciende a una altitud de 100 kilómetros. Si hacemos caso a esto, le han faltado 14 km, Mister Branson.

En su defensa están la propia NASAla Administración Federal de Aviación o la Fuerza Aérea estadounidense, que alegan que el límite para poder definir un vuelo como espacial se sitúa en los 80 kilómetros de altitud. La marca se corresponde con el cambio entre la mesosfera y la termosfera, y da el reto como cumplido.

El señor Richard espera comenzar a comercializar los viajes a partir del próximo año. Unas 600 personas ya han pagado los depósitos para los billetes que les costarán hasta 250.000 dólares (más de 210.000 euros). El precio de un apartamento en una capital española, pongamos.

«Llevo mi cuaderno y he anotado 30 ó 40 pequeñas cosas que harán que la experiencia de la próxima persona que vaya al espacio con nosotros sea mucho mejor», argumentó.

BIENVENIDO, TURISMO ESPACIAL

La competencia está servida. El fundador de Amazon, Jeff Bezos, voló a su vez el martes 20 de julio al espacio en un exitoso vuelo tripulado a bordo de su nave New Shepard. Le acompañaban su hermano Mark, la pionera de la carrera espacial Wally Funk y el estudiante Oliver Daemen. Funk, con 82 años, y Daemen, con 18, se convirtieron respectivamente en la persona de más edad y la más joven en viajar al espacio.

Branson llegó primero, pero Bezos alcanzó más altura, gracias a un cohete que despegó de forma vertical, del cual se desprendía una cápsula donde iban los pasajeros. El avión de Virgin Galactic despegaba desde una pista e iba unido a una nave nodriza. La cápsula de Bezos en la New Sephard, construida por Blue Origin, su empresa, contaba además con amplias ventanas con espectaculares vistas a la Tierra.

La estela de la tendencia la seguirá Elon Musk, que planea poner en órbita una tripulación civil a finales de 2021.

Con todo, la carrera de los multimillonarios está llamada a dar un fuerte impulso al turismo espacial a la voz de ¡YA!

Más noticias...

Esto representa la tripulación de la misión Inspiration4

La tripulación de la Inspiration4, la misión espacial que orbita la órbita de la Tierra, fue seleccionada por …

A %d blogueros les gusta esto: