Inicio - 120404 - Producción hortícola para mejorar la seguridad alimentaria nutricional

Producción hortícola para mejorar la seguridad alimentaria nutricional

Tegucigalpa, Honduras, jueves 10 de junio de 2021

Los cultivos hortícolas, particularmente las hortalizas y las frutas, tienen generalmente origen milenario y son clave para el aumento de la seguridad alimentaria.

El Instituto de Nutrición para Centroamérica y Panamá (INCAP), define el concepto de Seguridad Alimentaria Nutricional como “un estado en el cual todas las personas gozan, en forma oportuna y permanente, de acceso físico, económico y social a los alimentos que necesitan, en cantidad y calidad, para su adecuado consumo y utilización biológica, garantizándoles un estado de bienestar general que coadyuve al logro de su desarrollo”.

En consecuencia, se reafirma el papel fundamental que siempre ha tenido la agricultura en el desarrollo humano, constituyéndose en los tiempos actuales el laborioso quehacer del agricultor, como uno de los aspectos más importantes para garantizar el acceso a productos alimentarios.

De esta manera, surgen propuestas como la del Consorcio Agrocomercial de Honduras (CONAGROH), en cuyos objetivos resalta el suplir las necesidades de productos hortícolas de las cadenas de supermercados más importantes del país, así como también la puesta en práctica de ambiciosos programas de expansión a los mercados internacionales.

Lo anterior, con la finalidad de que los ingresos de los comercios rurales puedan proliferar, que entre otros beneficios, se favorezca a los pequeños productores con asistencia técnica para la implementación de nuevas tecnologías que ayuden a alcanzar una productividad superior (aporte de RIKOLTO/Fondos proporcionados por el pueblo de Bélgica), que les permita participar en mayor medida en las cadenas de valor hortícolas, enfocándose en el aumento de la producción, el mejoramiento en el manejo post-cosecha, el procesamiento de los productos y la comercialización de los mismos.

El consorcio, está conformado por 7 empresas (Proviasa, Hortisa, Ecarai, Vegetales Lencas, Tropical Yojoa, La Meseta, Agridan), que representan la alianza entre pequeños productores (membresía año 2020: 525 socios, de los cuales 340 son hombres y 185 mujeres), caracterizados por su amplia trayectoria en el rubro (producción de brócoli, lechuga escarola, papa, pepino, perejil, jengibre, remolacha, zanahoria, diferentes tipos de cebolla, chile, etc.), y que se encuentran localizados en zonas pertenecientes a los departamentos de: Francisco Morazán, Intibucá, La Paz, Cortés y El Paraíso.

Deriva de lo previamente expuesto, el hecho fundamental de dotar al agricultor con las soluciones adecuadas para responder a los retos que plantea el acceso a la alimentación.

“Temas como el cambio climático, representan verdaderos desafíos, con altas dosis de estrés para las sociedades y el medio ambiente.

Desde los cambios en las pautas climáticas, que amenazan la producción de alimentos, hasta la elevación del nivel del mar, que aumenta el riesgo de inundaciones catastróficas, las repercusiones del cambio climático son de carácter mundial y tienen lugar a una escala sin precedentes”, señala el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Lamentablemente, faltan escenarios por conocer. Basta con escudriñar en los acontecimientos que marcaron el período de tiempo entre las décadas del 60 y la del 2000, donde la temperatura promedio de la atmósfera aumentó 0.4 grados y se espera que siga al alza.

“En una aproximación a lo que eventualmente sería el incremento de la temperatura entre 2035 y 2065, considerando los datos disponibles entre 1980 y 2010, se ve que en las zonas tropicales y subtropicales habría un aumento, pero podría llegar de 4 a 5 y más grados en las zonas templadas y cercanas a los polos”, indica acertadamente Jorge Meza, oficial forestal principal de la oficina de FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) para América Latina y el Caribe.

Bajo esas premisas, y en el ámbito de un intercambio de experiencias, se contó recientemente en el país con la visita del ingeniero agrónomo, Rémi Rangheard -Desarrollador de Mercado, quien manifestó que el Grupo Novalliance, nació en el año de 1985 en Francia, con el propósito de poner a disposición de los productores de zonas tropicales y subtropicales, semillas de hortalizas de calidad.

Que actualmente, se tiene presencia en 93 países alrededor del mundo, figurando Miami como la sede para América Latina.

Compartió que distribuyen varias marcas de semillas como: Agrinova, Tropica y Technisem; siendo esta última la marca histórica del grupo, líder en varios países tropicales, con una amplia gama de más de 500 productos.

Señaló, además, que las principales fuerzas de la asociación son las 9 estaciones de investigación, establecidas en varias condiciones climáticas tropicales, y que concretamente eso permite ofrecer semillas adaptadas a los climas que se encuentran en Honduras.

La agricultura desempeña un papel crucial en la economía de un país; es la columna vertebral de nuestro sistema económico; no solo proporciona alimentos y materias primas, sino también oportunidades de empleo a una importante cantidad de población.

Fuente: hondudiario

Más noticias...

Un hondureño, una chilena y un ecuatoriano, en el Programa Jóvenes Líderes CE

Tegucigalpa,Honduras sábado 19  junio 2021 El hondureño Ricardo Pineda, la chilena Isabella Villanueva-García y el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: