Inicio - Francisco Morazán - Almas solidarias que ayudan a los pacientes.

Almas solidarias que ayudan a los pacientes.

 

 

 

Tegucigalpa, Honduras 01.07.2017

A diario, miles de personas asisten a los hospitales públicos de Honduras sin saber a dónde abocarse. Pero desde 2016 los jóvenes que conforman el proyecto Código Verde se encargan de ayudar y guiar a la gente, para que el proceso de encontrar una solución a su problema de salud sea mucho más ordenado y ágil.

Un total de 10,000 estudiantes del nivel secundario y universitario se han sumado a las filas de esta iniciativa que no solo busca brindarles a ellos una oportunidad laboral y experiencia, sino también aliviar la desesperación y preocupación con la que mucha gente llega a los centros asistenciales.

Las principales áreas en las que este grupo de hondureños brinda apoyo son en consulta externa, laboratorio, archivo general, farmacia, entre otras.

Este proyecto, hasta el momento, se implementa en el Hospital San Felipe, donde laboran unos 290 jóvenes, también en el Instituto Nacional Cardiopulmonar, mejor conocido como Hospital del Tórax, que cuenta con 81 muchachos. Además, están en hospitales de Comayagua, Choluteca, Olancho, Cortés, Atlántida y Lempira.

Su labor
Vicenta Ferrera, de 53 años de edad, es diabética y un día llegó al Hospital San Felipe buscando atención luego de haberse parado sobre unos clavos que se le introdujeron en la planta del pie; el desenlace fue duro, ya que tuvieron que amputarle su pie.

La señora procedente de Olancho sumaba a su pérdida el hecho de movilizarse en silla de ruedas; con esta limitación en su locomoción y el desconocimiento de lo que debía hacer, se vio apoyada por uno de los jóvenes de Código Verde, quien le ofreció su ayuda para llevarla a la farmacia del hospital, donde tenía que retirar su dosis de insulina.

“Estos muchachos nos apoyan mucho, la atención que nos dan es buena, me ayudan a agilizar mis trámites para que no espere mucho y nos acompañan a todos lados”, afirmó Ferrera, quien solicitó ayuda para poder tener una prótesis para su pierna y una silla de ruedas, y así lograr caminar y movilizarse más para atender a su hijo de 10 años.

Así como ella, miles de pacientes que transitan a diario por los pasillos de los hospitales requieren de una persona que los oriente, ellos agradecen eso, ya que muchas veces lo que encuentran es la indiferencia de otras personas, y el hecho de saber que estos jóvenes están ahí, especialmente para ayudarles, suma alivio a sus congojas.

Compromiso
Alexis Rovelo es uno de los elementos de Código Verde asignado al área de consulta externa del San Felipe, quien apoya a los pacientes con necesidades especiales.

“Independientemente del estado en que vengan los pacientes, nosotros los llevamos al lugar que les corresponde, vivimos el día a día y sabemos las dificultades de las personas, procuramos tratarlas muy bien y ayudarles lo máximo posible”, expresó Rovelo, y agregó que la mayoría de los jóvenes están sacando una carrera universitaria y lo que ganan les sirve para poder comprar libros, pagar matrícula, transporte y gastos de alimentación para salir adelante.

A su vez, agradeció al director del Hospital San Felipe, Edwin Cruz, por abrirles las puertas del hospital.

A diario, los jóvenes asisten a los hospitales en diversas jornadas de cuatro horas. De 6:00 a 10:00 AM, de 10:00 AM a 2:00 PM y de 2:00 a 5:00 PM, los pacientes y sus familiares pueden acercarse a ellos para solicitar la ayuda que requieran.

Los jóvenes de Código Verde son distribuidos dependiendo de la carrera que estudian, para que puedan brindar una atención eficiente y de calidad a los pacientes.

Estos hondureños realizan labores como acompañar a un paciente que no sabe a dónde tiene que ir, ordenar las filas para agilizar el reclamo de medicamentos, programar citas médicas y movilizar equipo como camillas o sillas de ruedas.

También revisar recetas, ordenar expedientes, colaborar en el departamento de Trabajo Social para la recepción de pacientes que necesitan una guía y ayudar a personas con necesidades especiales.

Requisitos
Un joven que esté desempleado puede optar a una plaza en este programa que creó el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

Para participar en el proceso de selección, los aspirantes deben acudir a la oficina del Servicio Nacional de Empleo de Honduras (Senaeh), llevar su currículo y su título de educación media o universitario.

Los jóvenes que obtienen una plaza con su título de educación media reciben un salario mensual de 4,000 lempiras. Mientras que los profesionales universitarios devengan un sueldo mensual de 6,000 lempiras.
El contrato es de cinco meses, con posibilidad de renovación.

Un requisito que deben cumplir los muchachos al obtener el empleo es que tienen que seguir estudiando.

Sin la ayuda de los jóvenes tendríamos dificultades

El subdirector del Hospital San Felipe, Heriberto Rodríguez, manifestó que la labor de los jóvenes es de mucho beneficio para los pacientes que asisten a consulta.

“El hospital es sumamente grande y el personal de Código Verde nos apoya asistiendo a los pacientes, llevándolos al área de rayos X, laboratorio, las consultas externas y las diferentes áreas de hospitalización”, dijo Rodríguez.

Nuestro entrevistado agregó que el proyecto ya lleva 10 meses de vigencia y esperan seguir contando con los muchachos.

Solo en el área de consulta externa este centro asistencial recibe a diario de 2,500 a 3,000 pacientes que requieren apoyo. “Sin la ayuda de estos jóvenes nosotros tenemos dificultades para poder darles la atención y la asistencia a los pacientes”, afirmó, y señaló que los jóvenes apoyan a los familiares que acompañan a los enfermos.

El personal del proyecto es evaluado mensualmente para garantizar que realicen su labor de la mejor manera. Su trabajo ha mejorado la seguridad de los pacientes, ya que los acompañan y así evitan que sean asaltados por personas extrañas que ingresan al hospital.

“Los jóvenes están distribuidos en su mayoría en la consulta externa porque es donde tenemos el mayor volumen de pacientes, es un hospital que maneja tres pisos de consulta externa”, señaló Rodríguez, quien destacó que los muchachos ordenan a los pacientes en la farmacia y con su ayuda se ha logrado depurar el archivo clínico.

Unos 4,000 jóvenes serán contratados en 2017

Este año el programa gubernamental tiene previsto contratar al menos a 4,000 jóvenes más para Código Verde, así lo informó el ministro del Trabajo, Carlos Madero.

“Estos jóvenes trabajan cuatro horas en todo el sistema de atención al ciudadano dentro de los centros asistenciales y se prevé que también les sirva como carta de recomendación de trabajo para el futuro”, afirmó el funcionario.

Los jóvenes que contratarán serán seleccionados en los próximos días, ya que comenzarán a laborar en el transcurso de un mes.

Madero señaló que el proyecto funciona en los centros hospitalarios más grandes del país.
“El programa nació el año pasado, haciendo un análisis y viendo la problemática que había y vimos que podía ser una solución a la atención de los ciudadanos y a la vez para crear empleo para los jóvenes”, manifestó.

El Código Verde funciona en los departamentos de Cortés, Olancho, Atlántida, Copán, Lempira, Francisco Morazán y Choluteca.

“Es una oportunidad para la juventud, recordemos que los jóvenes tienen una tasa de desempleo que es el doble del promedio nacional, o sea que un joven tiene el doble de problemas para conseguir un trabajo que una persona de mayor edad”, indicó.

A su vez comentó que ellos adquieren una mayor conciencia y sensibilización humana al estar en contacto con los pacientes. Madero aseguró que el programa está diseñado para personas entre 18 y 30 años de edad.

Fuente: elheraldo.hn

Más noticias...

PROCESO DE MUDANZA OPERATIVA DE TONCONTÍN A PALMEROLA YA ESTÁ EN MARCHA

Tegucigalpa,Honduras jueves 13 mayo 2021 El superintendente de las Alianzas Público-Privadas (SAPP), César Cáceres, manifestó …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: