Inicio - Cortés - Escuela Luis Braille cierra operaciones después de 33 años de educar a no videntes

Escuela Luis Braille cierra operaciones después de 33 años de educar a no videntes

Tegucigalpa,Honduras lunes 07 de septiembre 2020

 

LA FALTA DE PRESUPUESTO LOS OBLIGÓ A CERRAR TEMPORALMENTE 

La institución cerró el primero de este mes, pero piden apoyo para abrir el otro año y continuar educando a las personas con discapacidad visual.

Durante 33 años la escuela Luis Braille fue luz en las tinie­blas para las personas que pre­sentan discapacidad visual, en el transcurso de ese tiempo mi­les de personas lograron estu­dios que les permitió desarrollar el sentido del tacto, habilidades domésticas y técnicas, también a leer en el sistema braille y a ser más independientes movilizán­dose en las calles.

La institución cerró sus puer­tas el pasado primero de sep­tiembre tras agotar todos los re­cursos para el sostenimiento de la misma, la escuela desarrolla varios programas y solamen­te dejó algunas actividades que consisten en campañas de apoyo y sensibilización con las familias de los no videntes.

El centro educativo Luis Brai­lle trabaja por medio de donacio­nes y algunas actividades que les permite obtener ingresos para suplir todos los gastos, sin embargo, con la llega de la CO­VID-19 no han recibido apoyo de las empresas que normalmente los ayudan porque tuvieron que cerrar durante varios meses.

Rubén Vásquez, director del centro educativo manifestó que siente mucha nostalgia por la si­tuación que los ha obligado a ce­rrar la escuela durante un buen tiempo, porque es el único cen­tro en la zona norte que brinda el servicio especializado para apo­yar a los que padecen problemas visuales.

“Durante todos estos años re­cibimos a personas de todas las edades incluyendo recién naci­dos, porque también les damos atención temprana que es el ser­vicio especializado para desarro­llar los sentidos, luego prescolar y la inclusión a las escuelas, ya sea en sus colonias u otros luga­res”, comentó Vásquez.

El director hizo un llamado a la población para que los apoyen porque han contemplado la idea de continuar el próximo año, ya que la sociedad los necesita, afir­mó que tenían matriculadas 200 personas con problemas visua­les que es la cantidad que nor­malmente ingresan cada año y la mayoría son niños.

La institución cuenta con cin­co docentes incluyendo dos cie­gos, todos son profesionales uni­versitarios, también dos perso­nas más que los apoyan en otras áreas.

“El costo en gastos adminis­trativo y de manteniendo de la escuela son alrededor de 3 mi­llones de lempiras al año, pedi­mos solidaridad al pueblo para que nos ayuden y seguir educan­do”, declaró Vásquez.

ESCUELA INSIGNE

Vásquez aseguró que la es­cuela es insigne de San Pedro Su­la ya que mucha gente ha logado llevar un estilo de vita diferente por los logros obtenidos a través de la educación, razón por la que también hacen un llamado a la al­caldía municipal para que se soli­daricen y contribuyan para con­tinuar operando.

Las personas que deseen cola­borar puede comunicarse a tra­vés de la página de Facebook, Fundación Luis Braille o llamar al número 3212-9362. (J.C.)

«Muchas personas no viden­tes necesitan la escuela por eso pedimos a la población que nos apoye, también a la municipalidad y al Gobier­no, esta ha sido la escuela insigne en San Pedro Sula, además brindamos servicios en otras regiones del país, como son zona de occidente y oriente”. Rubén Vásquez.

Fuente: El Pais

Más noticias...

Arada: su cultura local como alternativa de desarrollo.

Tegucigalpa, Honduras, martes 27 octubre 2020 Debemos reconocer que los nombres de nuestros municipios, van …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: