Inicio - Ciencia y Tecnología - La NASA se lleva una sorpresa al estudiar el subsuelo de Marte

La NASA se lleva una sorpresa al estudiar el subsuelo de Marte

La NASA se lleva una sorpresa al estudiar subsuelo de Marte

Un año y medio después de que el rover Perseverance de la NASA aterrizara en Marte, estamos recibiendo nuevos datos y, con ellos, varias sorpresas. El rover ha estado recorriendo e investigando el cráter Jezero, situado en el hemisferio norte marciano relativamente cerca del ecuador. Este cráter de unos 45 kilómetros de tamaño albergó en el pasado remoto un lago de agua líquida, como muestran los canales que fluyen hasta y desde él y el delta que puede observarse en las imágenes satelitales. Es por esto que fue elegido para el emplazamiento de la misión Perseverance, que tiene entre sus objetivos principales buscar trazas de vida pasada en el planeta rojo.

Tal y como se ha publicado en un artículo científico reciente, el rover ha estado estudiando el subsuelo del cráter con el radar que lleva incorporado y ha observado que las capas situadas a varios metros de profundidad están inclinadas. La pendiente, el grosor y las formas detectadas para estos estratos inclinados sugieren dos posibilidades para su formación: o fueron creados por corrientes de lava que fluyeron lentamente, enfriándose poco a poco, o se formaron a partir del depósito de sedimentos llevados hasta allí por el agua que fluía por el cráter hace miles de millones de años.

Perseverance se encuentra ahora mismo recorriendo el delta que se formó donde un río llenaba de agua el lago formado dentro del cráter Jezero. Toda esta información recabada por el rover Perseverance nos servirá para conocer en detalle la historia geológica de esta región de Marte. Por la información que podían haber recabado hasta ahora, los investigadores esperaban encontrar capas horizontales. Este descubrimiento indica por tanto que la historia geológica de la región debió ser más compleja de lo que se pensaba.

A pesar de que la posibilidad de que estas capas se formaran como parte del delta que sí sabemos ocupó la región en el pasado podría parecer la más factible, los datos que el rover ha recogido hasta ahora de la región apuntan a que el origen de sus rocas es ígneo. Para obtener toda esta información el rover ha estado utilizando su instrumento de radar, con el que ha enviado pulsos directamente al subsuelo y, en función de cómo eran reflejados ha podido reconstruir el aspecto de la zona estudiada. Este estudio se ha realizado a lo largo de 3 kilómetros y alcanzando una profundidad de unos 15 metros. La información que estamos obteniendo podríamos compararla a los cortes estratigráficos que podemos observar a veces a los lados de una autovía, donde la montaña ha sido cortada verticalmente para hacer paso a la carretera. Aquí observamos diferentes capas con diferentes grosores, colores y texturas. En Marte este tipo de cortes resultan imposibles, porque no somos capaces de trasladar la maquinaria necesaria hasta allí, por eso recurrimos al estudio por radar, que además no es tan destructivo.

Estas muestras serán recogidas en una futura misión que despegará en 2028, llegará al planeta rojo al año siguiente y tras un complicado proceso de recuperación de las muestras del Perseverance despegará desde la superficie marciana para regresar a la Tierra para el año 2033.

Fuente: muyinteresante.es

Más noticias...

China afirma haber «resuelto» la adicción de sus jóvenes a los videojuegos

China asegura haber resuelto el problema de adicción de sus jóvenes a los videojuegos gracias …

A %d blogueros les gusta esto: