Inicio - Ciencia y Tecnología - El Hubble descubre el origen de cinco potentes emisiones de radio en el espacio

El Hubble descubre el origen de cinco potentes emisiones de radio en el espacio

Imagen de la galaxia en la que el Hubble detectó la emisión FRB 190714 como se veía hace miles de millones de años (a la derecha, imagen mejorada digitalmente)

Generan tanta energía en una milésima de segundo como lo hace el Sol en un año. Se llaman ráfagas de radio rápidas (FRB) y son tan breves -desaparecen en mucho menos que un abrir y cerrar de ojos-, que para los investigadores resulta todo un reto rastrear de dónde provienen y, sobre todo, los objetos capaces de causar pulsos tan extraordinarios. La mayoría de los veces, no saben si quiera dónde buscar. Su origen es tan enigmático que incluso se llegó a especular con la atrevida idea de que son las señales de otra civilización avanzada.

Pero hay ocasiones únicas. Los astrónomos que utilizan el telescopio espacial Hubble de la NASA han rastreado la ubicación de cinco breves y potentes explosiones de radio hasta los brazos espirales de cinco galaxias distantes ubicadas a miles de millones de años luz. La investigación ayuda a descartar algunos de las posibles causantes de estos estallidos barajados hasta el momento y respalda la teoría de que son provocados por magnetares, un tipo de estrella de neutrones con poderosos campos magnéticos.

La primera FRB que se conoce fue descubierta en datos archivados registrados por el observatorio de radio Parkes el 24 de julio de 2001. Desde entonces, los astrónomos han descubierto mil, pero solo han podido asociar aproximadamente quince de ellas a galaxias particulares.

«Nuestros resultados son nuevos y emocionantes. Esta es la primera imagen de alta resolución de una población de FRB, y el Hubble revela que cinco de ellas están localizadas cerca o en los brazos espirales de una galaxia», dice Alexandra Mannings, de la Universidad de California, Santa Cruz, autora principal del estudio. «La mayoría de las galaxias son masivas, relativamente jóvenes y todavía están formando estrellas. Las imágenes nos permiten tener una mejor idea de las propiedades generales de la galaxia anfitriona, como su masa y tasa de formación de estrellas, así como investigar lo que está sucediendo correctamente en la FRB porque el Hubble tiene una gran resolución».

En el estudio del Hubble, los astrónomos no solo relacionaron las ráfagas con las galaxias, sino que también identificaron el tipo de ubicaciones donde se originaron. Una de ellas fue localizada en 2017 y las otras siete en 2019 y 2020. «No sabemos qué causa las FRB, por lo que es realmente importante usar el contexto cuando lo tenemos», dice Wen-fai Fong, de la Universidad Northwestern en Evanston, Illinois.

Las galaxias del estudio de Hubble existieron hace miles de millones de años. Los astrónomos, por lo tanto, están viendo las galaxias como aparecieron cuando el universo tenía aproximadamente la mitad de su edad actual. Muchas de ellas son tan masivas como nuestra Vía Láctea. Las observaciones se realizaron en luz ultravioleta e infrarroja cercana.

La luz ultravioleta traza el brillo de las estrellas jóvenes a lo largo de los brazos sinuosos de una galaxia espiral. Los investigadores utilizaron las imágenes del infrarrojo cercano para calcular la masa de las galaxias y encontrar dónde residen las poblaciones de estrellas más antiguas.

Más noticias...

China ha fortificado su estación espacial contra impactos días después de la explosión de un satélite ruso

China ha blindado su estación espacial Tiangong después de que un satélite ruso abandonado se desintegrara en …

A %d blogueros les gusta esto: