Inicio - Ciencia y Tecnología - El potencial de la biotecnología en Medicina

El potencial de la biotecnología en Medicina

El potencial de la biotecnología en Medicina | UEStudio

En la actualidad, el 30 por ciento de los fármacos son biológicos, llamados así porque se obtienen de células vivas en lugar de por síntesis química. Y, a pesar de que algunos de ellos como la insulina y algunas vacunas se utilizan desde hace décadas, son todavía grandes desconocidos para la población general.

La producción de los fármacos biológicos es mucho más compleja que la fabricación de un medicamento de síntesis química, y deben inyectarse o infundirse en el organismo para evitar que su compleja estructura se degrade durante la digestión.

Una de las compañías que más ha destacado en los últimos años por su investigación en este ámbito ha sido la biotecnológica Amgen. Convencidos de que la cura de las enfermedades se encuentra dentro de cada uno de nosotros, sus fundadores aprovecharon el conocimiento de la biología molecular y la genética humana avanzada para analizar las complejidades de las enfermedades y comprender mejor su origen para, posteriormente, descubrir terapias que pudieran mejorar la vida de los pacientes.

En la actualidad, Amgen está a la vanguardia de los tratamientos biológicos más punteros, que están cambiando el curso de algunas de las enfermedades más graves o dan respuesta a necesidades de tratamiento no cubiertas en áreas como la oncología, la hematología, la nefrología, la cardiología, el metabolismo óseo o las enfermedades inflamatorias.

UNA PEQUEÑA BIBLIOTECA

En las últimas décadas, los avances en biotecnología han permitido mejorar el estudio a gran escala de muchos genes, proteínas y metabolitos, permitiendo la creación de las que se conocen como ciencias ómicas; así, la genómica estudia el genoma o ADN; la proteómica, las proteínas; o la metabolómica, que analiza los metabolitos. Cada una de estas ciencias ómicas ha ayudado a comprender mejor el origen de muchas patologías.

En este contexto, Amgen lleva años aplicando las ciencias ómicas a su I+D. En su esfuerzo por transformar cómo se descubren y desarrollan los medicamentos, sus científicos han descubierto factores genéticos esenciales que subyacen a docenas de enfermedades cardiovasculares y a diversos tipos de cáncer, gracias a la contribución de su subsidiaria deCODE Genetics, líder mundial en investigación genética, que publicó en 2019 el mapa más preciso del genoma humano.

Amgen utiliza la experiencia única en genética humana de deCODE, combinada con su creciente conocimiento en la transcriptómica y proteómica de la población, para encontrar vínculos significativos entre estos dos conjuntos de datos. El propósito de comprender la genética de la enfermedad es utilizar toda esa información para crear nuevos métodos de diagnóstico, tratamiento y prevención.

Fina Lladós, directora general de Amgen para España y Portugal, asegura que, «en un solo genoma humano hay suficiente información en bruto para llenar una pequeña biblioteca. Los datos que fluyen de varias ramas de la ómica son como píxeles que se pueden juntar para construir una imagen más nítida del desarrollo de una enfermedad».

La biotecnología tiene el potencial de ofrecer nuevos biomarcadores para el diagnóstico más temprano de algunas enfermedades y facilita que los ensayos clínicos sean más rápidos y exitosos, al reducir drásticamente su tamaño y duración.

Pero esta tecnología no solo agiliza el proceso, sino que permite avanzar hacia una medicina cada vez más dirigida, acorde a la información genética y a las características individuales de cada paciente. En este sentido, será posible predecir cómo va a evolucionar su enfermedad y se podrá mejorar la capacidad de prevenir enfermedades antes de que se vuelvan más graves. «Estamos convencidos de que los próximos avances científicos tendrán lugar en el área de las ciencias biológicas mediante el estudio de la genética humana, que ya está revelando su capacidad para resolver los desafíos más destacados de la humanidad. La genética sigue siendo una de las herramientas más poderosas que podemos aplicar para comprender cómo funciona la naturaleza», añade la directora general de Amgen para España y Portugal.

Un ejemplo de la aplicación de los conocimientos genéticos en el desarrollarlo de tratamientos dirigidos se encuentra en el área de la oncología. Recientemente, los científicos de Amgen han descubierto un inhibidor efectivo de un subtipo de mutación del gen KRAS, presente en uno de cada ocho nuevos diagnósticos de cáncer de pulmón de células no pequeñas. Este tipo de cáncer de pulmón representa hasta el 85 % de los casos.

Otro ejemplo es el estudio de las células T, que ha revolucionado el abordaje de las enfermedades oncológicas. Amgen investiga desde hace años nuevas vías para combatir el cáncer mediante la inmunoterapia. Las nuevas terapias biológicas buscan aumentar la capacidad del sistema inmunitario para detectar y destruir las células cancerígenas. Es el caso de la innovadora plataforma de tecnología BiTE®, desarrollada por Amgen. Este tipo de inmunoterapia ayuda al sistema inmunológico a detectar y atacar solo las células tumorales.

Más noticias...

Por qué tu color de ojos no coincide con el de tus padres

A la pregunta ‘¿En qué te fijas para juzgar el atractivo de una persona?’, son …

A %d blogueros les gusta esto: