Inicio - Columnas - Positivo y Negativo - Positivo y Negativo: Cuando el temor nos traiciona, por Emilio Santamaría S.

Positivo y Negativo: Cuando el temor nos traiciona, por Emilio Santamaría S.

Cuando el temor nos traiciona
por Emilio Santamaría S.
4 de junio de 2019

John B. Watson, un renombrado psicólogo norteamericano hizo en una ocasión un interesante experimento. Observó en recién nacidos el “Factor Temor”. Algo sorprendente, los bebés reaccionan desde el primer día con miedo a los grandes ruidos, al dolor y al repentino desamparo. Klaus D. Heil, otro eminente psicólogo, que dirigió en Alemania el Schoenberger Institute, escribió un fascinante libro titulado Angst Oberwinden, que se tradujo al español con el título Vencer el Miedo. Nos dice que el miedo sensato, protege.

Parece ser que Dios nos dotó con una especie de alarma que nos avisa del peligro, por eso nos intimidamos frente a los animales salvajes o nos late fuertemente el corazón al asomarnos a un profundo precipicio.

Sin esas sensatas y naturales reacciones de miedo podríamos destruirnos. Lo interesante de todo esto es que cuando el miedo aumenta, aumenta también, al principio, nuestra eficacia.

Por eso, por ejemplo, cuando alguien tiene que hablar en público, la sensación de «nervios» que se siente al principio está allí para ayudarle, no para perjudicarle. Yo que he enseñado oratoria práctica por muchos años ya sé que el problema al hablar en público está en los dos extremos del miedo: o en sentirlo tan poco que no nos alerte o en sentirlo tanto que nos paralice. Ambos casos pueden corregirse con el entrenamiento adecuado, lo sé.

Se cuenta que George Bernard Shaw tenía inicialmente un gran temor: era tímido en extremo. Se obligó entonces a participar en cuanto debate pudo, aprovechando las tribunas públicas improvisadas en las plazas de Londres. Se enfrentó al público con decisión, venciendo así ese miedo insensato. Fue esto lo que lo convirtió en el gran satírico que, con ese su tan peculiar humor inglés encontró su ligar en las letras universales.

Es evidente que Dios nos creó con miedos sensatos para alertarnos ante los peligros. Nosotros, por diversas razones, nos creamos miedos falsos que acabarán traicionándonos, a menos que los venzamos.

Lo Negativo: Vivir presa de miedos falsos que acabarán por traicionarnos a nosotros mismos.

Lo Positivo: Hacer lo que haga falta para eliminarlos y vivir plenamente.

Compártalo con personas que usted aprecia. GRACIAS.

Más noticias...

Positivo y Negativo: Su ambiente de motivación, por Emilio Santamaría S.

Su ambiente de motivación por Emilio Santamaría S. 23 de julio de 2019 Cuando en ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: