Inicio - Columnas - Positivo y Negativo - Positivo y Negativo: Hasta que el alumno esté listo…, por Emilio Santamaría S.

Positivo y Negativo: Hasta que el alumno esté listo…, por Emilio Santamaría S.

Hasta que el alumno esté listo…
por Emilio Santamaría S.
30 de abril de 2019

Hay un sabio principio Zen, que dice: “Hasta que el alumno esté listo, el maestro no aparece”. Y se nos dice que “el maestro” puede tomar la forma de un libro, de otro ser humano, de la oportunidad de estudiar formalmente en un aula de clase, etc. etc. En lo personal, estoy totalmente convencido de esta verdad. Por ejemplo, un buen amigo me contó que tuvo en su casa por seis años el libro “Cómo Suprimir las Preocupaciones y Disfrutar más de la Vida”, regalo de su hermano mayor. Este libro está lleno de esa sabiduría práctica que conduce a un sustancial incremento en nuestra calidad de vida. Pero toda esa sabiduría estuvo ajena a él, a pesar de estar tan cerca.

Un día le contó a ese hermano el tremendo estrés en que vivía en su trabajo. Temía, le dijo, que le fuera a dar un derrame cerebral o algo así. Cada mañana, el llegar a su oficina le producía un terrible dolor de cabeza. Había acudido al doctor, que le dijo lo que él ya sabía, que sus malestares eran producto del estrés. El hermano se levantó, tomó el libro, y se lo entregó. “Léelo, le dijo, y si al terminar el primer capítulo sientes que no te ayudó, tíralo a la basura. Deja que su autor, el profesor Dale Carnegie, te ayude”. Cuando me lo contó, me decía lo increíble que era tener toda esa sabiduría tan cerca, y no haberla aprovechado. El estrés está ahora controlado, y él es mucho más eficaz en su puesto y mucho más feliz en su vida diaria.

Comprendió la sabiduría que hay en ese principio Zen: “Hasta que el alumno esté listo, el maestro no aparecerá”. ¿Quiere otro ejemplo? ¿No explica este principio el hecho de que en una misma clase haya estudiantes sacando provecho, mientras otros parecen solamente estar pasando el tiempo? Quizá por eso Ling Yu Tang, en su libro “El Arte de Vivir” nos dice que en esta vida, para ser sabios, hay que ser lo suficientemente humildes para aprender de los demás. En otras palabras, hay que estar listos como alumnos, y el maestro aparecerá. Y podrá tomar la forma de un libro, de otro ser humano, o la oportunidad de estudiar formalmente en un aula de clase, etc.

LO NEGATIVO: Tardarnos tanto en “estar listos como alumnos” que corramos el riesgo de que “el maestro no aparezca nunca”.

LO POSITIVO: Tener la actitud de querer aprender. Así “el maestro” siempre aparecerá.

Compártalo con personas que usted aprecia.
Muchas GRACIAS.

Más noticias...

Positivo y Negativo: ¿Con qué ojos ve usted San Pedro Sula?, por Emilio Santamaría S.

¿Con qué ojos ve usted San Pedro Sula? por Emilio Santamaría S. 25 de junio ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: