Inicio - Ciencia y Tecnología - Después de las Voyager, el telescopio Hubble empieza a tener problemas. La NASA ha tomado dos decisiones sobre su futuro

Después de las Voyager, el telescopio Hubble empieza a tener problemas. La NASA ha tomado dos decisiones sobre su futuro

El telescopio espacial Hubble

En los últimos seis meses, el telescopio espacial Hubble ha empezado a fallar con frecuencia, lo que lo mantiene desde el pasado 24 de mayo en modo seguro. Después de considerar todas las opciones, la NASA ha tomado un par de decisiones que cambiarán la manera en la que funciona el histórico observatorio. A cambio, espera extender al menos hasta 2030 su vida útil.

Un único giroscopio. La última vez que el transbordador espacial voló al telescopio Hubble en un vuelo de servicio (la misión STS-125 de 2009), los astronautas de la NASA reemplazaron sus seis giroscopios para que el observatorio pudiera seguir operando en condiciones óptimas.

Hoy solo quedan tres giroscopios operativos en el Hubble, pero ahora que uno de ellos está defectuoso, la NASA ha tomado la decisión de limitar los movimientos del telescopio espacial para que pueda funcionar con solo un giroscopio, dejando otro de reserva.

Qué son los giroscopios. Los giroscopios son instrumentos cruciales para que el observatorio pueda apuntar con precisión a un objeto en el universo. Estos dispositivos miden la velocidad de rotación del telescopio, y permiten ajustar su orientación según sea necesario.

Durante los últimos seis meses, un giroscopio en particular ha empezado a arrojar lecturas defectuosas, lo que ha provocado que la nave espacial entre en modo seguro varias veces y obligue a suspender las observaciones científicas a la espera de nuevas instrucciones.

Cómo afecta esto al Hubble. Aunque el equipo de misión del Hubble ha podido restablecer en numerosas ocasiones la electrónica del giroscopio para volver a obtener lecturas normales, el problema ha reaparecido todas las veces; la última, a finales de mayo.

Para poder seguir haciendo ciencia el máximo tiempo posible, la NASA ha decidido que el Hubble empiece a operar con un único giroscopio a partir de junio, lo que limitará su capacidad de fijar un objetivo, aumentará el tiempo que le toma girar y le impedirá rastrear objetos en movimiento más cercanos que Marte (aunque no son objetivos habituales para el Hubble).

No habrá misión para elevarlo. En una rueda de prensa, la NASA ha confirmado además que no seguirá adelante con las propuestas de la industria privada para enviar una nave al Hubble que eleve su órbita.

Esta idea liderada por el programa Polaris del millonario Jared Isaacman y SpaceX convenció por un momento a la NASA de abrir un concurso público para elevar el Hubble, pero la agencia espacial ha decidido no seguir ese camino para prolongar su vida útil.

Con un único giroscopio y los movimientos limitados, la NASA espera que el telescopio espacial Hubble siga haciendo observaciones que complementen al telescopio espacial James Webb, el telescopio europeo Euclid y el futuro telescopio Nancy Grace Roman durante lo que queda de década y principios de la década de 2030.

Más noticias...

Mientras occidente miraba a otro lado, China construía una herramienta clave para cambiar el orden mundial: Guoanbu

En el arte de la guerra, el consejo de Sun Tzu se puede percibir ahora como …

A %d blogueros les gusta esto: