Inicio - Ciencia y Tecnología - Si queremos colonizar Marte necesitaremos energía. La propuesta de unos científicos: parques eólicos

Si queremos colonizar Marte necesitaremos energía. La propuesta de unos científicos: parques eólicos

Si queremos colonizar Marte necesitaremos energía. La propuesta de unos científicos: parques eólicos

A fuerza de recurrir a ellas, expandirlas por el territorio e innovar con nuevos diseños, a nadie sorprende ya encontrarse con turbinas eólicas. Las hemos visto pequeñas y con tamaños XXLsin aspas, flotando en mitad del mar, en montañas, tejados o con configuraciones delirantes. Y habida cuenta de todo lo que todavía deberán extenderse si queremos alcanzar los objetivos de energías renovables para 2050 es probable que sigamos viéndolas con más frecuencia en el futuro. Donde no las hemos encontrado es encaramadas a los cráteres o las laderas de los volcanes de Marte. De momento, claro. En el futuro la cosa podría cambiar.

Un grupo de científicos de EEUU se ha planteado si la energía eólica podría ayudarnos en la colonización de Marte. Quizás suene disparatado, pero la pregunta tiene su lógica. Sobre todo si el día de mañana queremos impulsar la exploración del planeta rojo o incluso garantizar una presencia estable en su superficie, con la consecuente demanda de energía fiable y segura que eso requeriría.

La atmósfera de Marte es mucho más fina que la de la de nuestro planeta. Para ser más precisos su densidad registra solo el  1% de la terrestre, una característica que se refleja en la fuerza de sus rachas de viento y deja a priori unas condiciones no especialmente boyantes para aprovechar el potencial eólico. Así lo pensaron de hecho durante bastante tiempo los investigadores, que optaron por descartar directamente esa opción como una fuente de energía viable.

«Es realmente emocionante»

A finales de 2022 un grupo de científicos publicó sin embargo un artículo en Nature Astronomy que muestra que la eólica marciana podría resultar una aliada mucho más valiosa de lo que creíamos. Al fin y al cabo también tiene ventajas con respecto a otras dos fuentes de energía alternativas: la solar y la nuclear.

La primera sería muy susceptible a las variaciones a lo largo del día, estaciones y latitudes, por no hablar del reto que supondrían las tormentas de polvo para su operativa. La segunda nos obligaría a fijar material radiactivo cerca de los hábitats humanos y afrontar la espinosa cuestión de cómo desechar sus residuos.

En su estudio lo que han hecho básicamente Victoria Hartwick, del Centro de Investigación Ames de la NASA, y el resto de sus colegas es evaluar el potencial de la energía eólica a lo largo de un año en la superficie de Marte. Para su análisis recurrieron a modelos climáticos de la NASA y diferentes mapas con datos recopilados por las misiones Mars Global Surveyor y Viking.

En cuanto a la tecnología, trabajaron con máquinas a escala comercial con diferentes potencias y diámetro de rotor. “El mayor desafío para la energía eólica en Marte es que incluso los vientos rápidos no tienen mucha fuerza”, comenta Hartwick a Space.com. Semejante peculiaridad no impidió que el equipo identificara 13 “regiones amplias con recursos eólicos estables”.

Fuente: xataka.com

Más noticias...

Google anuncia un cambio histórico para ganar la batalla de la IA: unifica sus equipos de hardware y software

Lejos quedaron los tiempos en los que el ritmo de innovación de Google daba vértigo. …

A %d blogueros les gusta esto: