Inicio - Ciencia y Tecnología - La nave espacial que puede acabar con la hegemonía de SpaceX

La nave espacial que puede acabar con la hegemonía de SpaceX

Foto: El cohete que se imprime en 3D y que quiere rivalizar con SpaceX. (Relativity)

La compañía aeroespacial Relativity Space desveló ayer el diseño del Terran R, un nuevo cohete reutilizable, impreso totalmente en 3D y que, según la compañía, puede construirse desde cero en apenas 60 días. Con este nuevo modelo, la compañía californiana quiere convertirse en uno de los actores principales de la futura colonización de la Luna y Marte.

«Relativity se fundó con la misión de imprimir en 3D cohetes enteros y construir la base industrial de la humanidad en Marte», comenta Tim Ellis, director general y cofundador de Relativity Space. «Nos inspiramos para hacer realidad esta visión, y creemos que tiene que haber de docenas a cientos de empresas trabajando para construir el futuro multiplanetario de la humanidad en Marte».

 

Relativity Space es una compañía aeroespacial con sede en California que quiere disputar a gigantes como Space X la hegemonía en la fabricación de los cohetes que dominarán el espacio. Para eso propone un modelo de fabricación radicalmente diferente, imprimir los cohetes totalmente en 3D, hacerlo en un tiempo récord y con un coste mucho más bajo. Aunque CNBC ya adelantó información el pasado febrero sobre el Terran R, la compañía compartió ayer por primera vez cómo será su diseño. Lo podéis ver en movimiento en el vídeo bajo estas líneas.

Si todo va según los planes, su primer modelo, el Terran 1, verá la luz a finales de este año. Pero el nuevo cohete que acaban de presentar, el Terran R, parece estar diseñado para plantarle cara al Falcon 9 de Elon Musk. Según la compañía, este modelo será mucho más grande que el Terran 1, levantará mucha más carga y, además, será totalmente reutilizable.

Según afirman sus creadores en un comunicado de prensa, el Terran R tendrá 66 m de altura por 4,9 m de ancho y la capacidad para cargar más de 20.000 kg de peso hasta la órbita baja terrestre. La primera etapa del cohete tendrá siete motores de propulsión Aeon R con una potencia de 302.000 libras cada uno, mientras que la etapa superior contará con un Aeon de vacío, como en su modelo anterior, el Terran 1.

Al igual que el resto del cohete, estos motores también estarán impresos en 3D y utilizarán oxígeno líquido y metano como combustible. Esta estrategia de fabricación, afirman, permite a Relativity Space construir cohetes con 100 veces menos piezas que los de sus competidores y producir un vehículo completo en menos de 60 días.

El Terran R tiene previsto su primer lanzamiento desde Cabo Cañaveral en 2024, lugar donde también quieren lanzar el Terran 1. Relativity asegura que ya ha conseguido nueve contratos tanto de clientes privados como gubernamentales, entre ellos con el Departamento de Defensa de Estados Unidos o la NASA.

«Terran R está a la vanguardia de la innovación y el diseño de cohetes», comenta Zach Dunn, vicepresidente de ingeniería y fabricación de Relativity Space. «Totalmente reutilizable y enteramente impreso en 3D, Terran R será muy adecuado para servir a las necesidades cambiantes de los clientes en la industria de las grandes constelaciones de satélites, a la vez que representa un salto significativo hacia la consecución de nuestra misión de construir la base industrial de la humanidad fuera de la Tierra».

Más noticias...

La NASA desconecta el Hubble por un problema en su ordenador

Un fallo en ordenador del telescopio espacial Hubble le ha llevado a entrar en modo seguro. Hace …

A %d blogueros les gusta esto: