Inicio - Columnas - Positivo y Negativo - Positivo y Negativo: ¿Qué tan coherente es usted?, por Emilio Santamaría

Positivo y Negativo: ¿Qué tan coherente es usted?, por Emilio Santamaría

¿Qué tan coherente es usted?
por Emilio Santamaría S.
12 de noviembre 2019

La zorra llegó jadeante a la cabaña de su amigo el leñador y tocó la puerta insistentemente pidiendo socorro a gritos. El hombre abrió la puerta y rápidamente la hizo entrar. Personalmente le debía muchos favores y quería ayudarla. Esta le explicó que unos cazadores la perseguían y, por puro deporte, querían matarla.

Un momento después aparecieron los hombres cabalgando, armados de escopetas. El leñador salió y estos le preguntaron: “¿Has visto una zorra por aquí?”. El leñador se percató que era gente muy prominente del pueblo y quiso quedar bien con ellos. En voz muy fuerte para que la zorra escuchara gritó: “¡No! ¡No he visto ninguna zorra!.

Pero, al mismo tiempo, con sus manos hacía gestos a los cazadores señalando el lugar donde se escondía la perseguida. Quizá por la prisa, los cazadores no entendieron las señas e impacientes se alejaron en su búsqueda.

Cuando el ruido de los caballos desapareció en la distancia, la zorra abrió la puerta y salió. Empezó a alejarse con un lento trote y sin despedirse miró con desprecio al leñador.

“¡Bueno, zorra! ¿No me vas a dar siquiera las gracias?”. La zorra, que seguramente había visto por alguna rendija la baja acción de su supuesto amigo, le dijo: “Te daría las gracias si tus palabras correspondieran a tus hechos”.

¡Que buena lección en esta vieja fábula! La vida, como la zorra, despreciará a todo aquel que comunique con sus hechos lo contrario de lo que indica con sus palabras. ¿Qué pensaría usted si alguien llegara a hablarle sobre lo perjudicial del tabaco y le pidiera que ni se le ocurra probar un cigarrillo jamás y usted sabe que él presume de ser fumador? ¿Lo tomaría en serio?

Tampoco tomamos en serio a la gente que promete algo, pero que no cumple jamás sus promesas. Un dicho popular reza: “Lo que haces habla tan fuerte que no deja escuchar lo que dices”. Y es que en general percibimos “más allá” de las palabras, por eso ser congruente entre lo que decimos y lo que hacemos nos dará un toque de autenticidad que ningún farsante podrá imitar. ¿Recuerda usted las palabras bíblicas “por sus hechos los conoceréis”?

LO NEGATIVO: Ser discordantes entre los que decimos y lo que hacemos.

LO POSITIVO: Ser siempre coherentes y ganar así el respeto de los demás.

Compártalo con personas que usted aprecia. GRACIAS.

Más noticias...

Positivo y Negativo: ¿Un trabajo extraordinario?, por Emilio Santamaría

¿Un trabajo extraordinario? por Emilio Santamaría S. 19 de noviembre 2019 Fue Brian Tracy quien ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: