Inicio - Ciencia y Tecnología - Investigadores realizan un trasplante de corazón de cerdo a un paciente fallecido

Investigadores realizan un trasplante de corazón de cerdo a un paciente fallecido

Investigadores realizan un trasplante de corazón de cerdo a un paciente  fallecido

(CNN) — Un equipo de cirujanos trasplantó un corazón de un cerdo modificado genéticamente a un humano fallecido como parte de un estudio de investigación, según anunciaron este martes los investigadores de NYU Langone Health.

El procedimiento fue el primero de este tipo y representa un avance en los esfuerzos para determinar si los órganos de los animales no humanos pueden ser modificados y utilizados con éxito en los seres humanos que necesitan un trasplante.

El receptor de 72 años, Lawrence Kelly, de Pennsylvania, había sido declarado con muerte cerebral. Su familia donó su cuerpo para el estudio, cuyo objetivo era investigar el funcionamiento del corazón de cerdo modificado en el cuerpo de un humano fallecido.

Tras el trasplante de Kelly en junio, el equipo de investigación repitió el procedimiento con otro receptor fallecido, Alva Capuano, de 64 años, de Nueva York, a principios de julio.

trasplante cerdo fallecido

Lawrence Kelly y Alice Michael fueron pareja durante 33 años. Después de que Kelly fuera declarado con muerte cerebral, un equipo de la NYU Langone Health le trasplantó un corazón de cerdo modificado genéticamente.

Estos trasplantes siguieron a un procedimiento realizado por la Universidad de Maryland en enero de un corazón de cerdo en un humano vivo. Ese receptor murió en marzo.

El Dr. Robert Montgomery, director del Instituto de Trasplantes Langone de la Universidad de Nueva York, dijo que estos procedimientos permitieron un estudio más profundo de la tolerancia del organismo de los receptores a los corazones de cerdo.

«Podemos hacer un seguimiento mucho más frecuente y comprender realmente la biología y aclarar todas las incógnitas», dijo.

Montgomery añadió que su estudio era único porque intentaban emular las condiciones del mundo real, por ejemplo, no utilizando dispositivos ni medicamentos experimentales.

Los investigadores están trabajando para publicar más detalles del estudio.

Terminó su vida como un héroe

Los investigadores viajaron fuera del estado para conseguir el corazón, que tenía modificaciones genéticas destinadas a una serie de factores, como la modulación del crecimiento del órgano y la reducción de la posibilidad de que el sistema inmunológico del receptor lo rechazara.

Gracias a este vuelo, el equipo pudo reproducir las condiciones de un trasplante de corazón típico, explicó el Dr. Nader Moazami, director quirúrgico de trasplantes de corazón de NYU Langone Health.

«Fue un vuelo de aproximadamente una hora y 15 minutos desde Nueva York, que es la distancia típica a la que llevamos los corazones para los trasplantes clínicos», dijo Moazami, que realizó el trasplante.

El corazón fue destinado a Kelly, un veterano de la Marina que fue declarado con muerte cerebral tras un accidente de tráfico. La prometida de Kelly, Alice Michael, autorizó la donación de su cuerpo a la investigación.

«Iban a llevarse su hígado y no encontraban un receptor. Y entonces la Universidad de Nueva York me llamó con esto de la investigación. Y automáticamente dije que sí, porque sé que él habría querido hacerlo. Le encantaba ayudar a la gente», explica.

«Cuando me lo pidieron, no tuve que pensarlo dos veces. Dije automáticamente que sí, porque sabía que era una investigación innovadora, y sé que él lo habría querido. Fue duro porque tuve que esperar para enterrarlo. Pero a la larga, quizá pueda ayudar a mucha gente”.

«Fue un héroe en vida, y se fue como un héroe», dijo Michael.

Tras el trasplante, los investigadores realizaron pruebas durante tres días para controlar la aceptación del corazón, mientras el cuerpo del receptor se mantenía vivo mediante maquinaria que incluía ventilación.

«No se observaron signos de rechazo precoz y el corazón funcionó con normalidad con la medicación estándar tras el trasplante y sin apoyo mecánico adicional», señaló el centro médico en un comunicado de prensa.

Además, los investigadores afirmaron que no encontraron signos de infección por el citomegalovirus porcino (pCMV), que a los expertos les preocupa que pueda suponer un obstáculo para el uso de órganos de cerdo en receptores humanos.

Fuente: cnnespanol.com

Más noticias...

La predicción del tiempo de España va a mejorar mucho a partir de 2026: AEMET ha invertido 25 millones de euros en ello

España está construyendo una red de radares a la altura de las mejores agencias meteorológicas. …

A %d blogueros les gusta esto: