Inicio - Ciencia y Tecnología - Este buzo robot es nuestra gran oportunidad para explorar y «sentir» los misterios del fondo marino

Este buzo robot es nuestra gran oportunidad para explorar y «sentir» los misterios del fondo marino

Este buzo robot es nuestra gran oportunidad para explorar y "sentir" los misterios del fondo marino

La llegada de la robótica nos ha permitido disfrutar de múltiples innovaciones en los últimos años. A ello, no obstante, hay que sumar la presencia de toda una serie de dotes tecnológicas a nivel de software. Los programas informáticos basados en inteligencia artificial están siendo clave, sobre todo, en aquellos elementos clave para funcionar como auténticos humanoides. Los hemos visto de muchas clases, pero el que te presentamos en el día de hoy dispone de una serie de cualidades únicas y diferenciales.

¿Puede un robot humanoide ser capaz de sumergirse bajo el agua y funcionar como si fuese un submarino? En tareas de exploración, hay una serie de medios de transporte o cápsulas que llaman la atención por sus cualidades centradas en la investigación. Denominados convencionalmente como rovers, permiten descender a mucha profundidad, pero lo cierto es que las personas que están en la cabina únicamente pueden contemplar qué hay alrededor sin que sea posible salir de dicho espacio. Esta tecnología de nueva factura sí podría.

Veamos, por tanto, cuáles son las claves que hay detrás del que ya se conoce como buzo robot, por qué se trata de un elemento que puede ser clave en la exploración y, por supuesto, hasta qué punto este tipo de innovaciones pueden hacernos creer que somos nosotros los que estamos a miles de metros bajo la superficie. Así es el funcionamiento de OceanOneK, un proyecto en el que está implicad Stanford.

El buzo robot es una realidad: dispone de toda una serie de tecnologías únicas

El buzo robot se ha convertido en una tecnología clave para entender cómo es el suelo marino debido a lo que incluye sobre su exoesqueleto. Habiendo copiado la figura del ser humano, OceaOneK llama la atención por contar con una imagen que imita el cuerpo de cualquiera de nosotros. El resultado ha sido increíble, ya que se han podido integrar un total de 8 propulsores independientes con el objetivo de poder realizar, cada uno de ellos, su propia función. La clave que hay detrás es que se pueda desplazar fácilmente por el agua.

Tal y como se puede observar en las imágenes, este proyecto lleva siendo desarrollado desde el año 2014. Esto explica cómo podemos contar en la actualidad con una propuesta de estas características. OceanOneK ha tenido diversas etapas de desarrollo y ahora es posible disfrutar de pruebas más realistas. Además, incorpora un sistema de visión en 3D para poder manejar su dirección en todo momento con soltura. La instalación de brazos robóticos capaces de hacer «sentir» a la persona que está manejándolo es una de sus últimas innovaciones.

La utilización del algoritmo See-Thru AI es lo que permitirá a esta tecnología ser un auténtico robot humanoide, ya que se perderá la percepción de la presencia de agua alrededor. De esta forma, trabajar en las profundidades será más sencillo. Al fin y al cabo, el objetivo de esta tecnología consiste en la obtención de pruebas en las profundidades. Al fin y al cabo, queda todavía una importante parte de la fauna y flora marina por descubrir debido a la falta de tecnología capacitada suficiente.

En cabina, el funcionamiento es muy sencillo, ya que únicamente se necesitará un joystick para controlar los brazos robóticos, la cual es su principal herramienta para trabajar. De esta manera, se pueden obtener muestras y todo tipo de soluciones para una posterior investigación en profundidad. Se trata de un robot que ha conseguido situarse como una tecnología con un gran potencial por delante.

Fuente: mundodeportivo.com

Más noticias...

China afirma haber «resuelto» la adicción de sus jóvenes a los videojuegos

China asegura haber resuelto el problema de adicción de sus jóvenes a los videojuegos gracias …

A %d blogueros les gusta esto: