Inicio - Cortés - Cubrir unos JJOO es un sueño hecho realidad: Ana Jurka

Cubrir unos JJOO es un sueño hecho realidad: Ana Jurka

Tegucigalpa,Honduras jueves 05 agosto 2021

Es protagonista en las transmisiones televisivas de Telemundo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (en el 2021),  y lo hace con energía, profesionalismo y una chispa vital excepcional. Las 10 horas seguidas de transmisión ininterrumpidas en un día normal en los JJOO, no son obstáculo para que la periodista hondureña Ana Jurka atienda, sin excusas, a Proceso Digital. Desde la tierra del sol naciente, la comunicadora comparte sus vivencias en la máxima gesta deportiva mundial.

 – Pidió buscar y escudriñar la historia de cada uno de los cuatro atletas hondureños que nos representaron en Tokio 2020, para conocer en qué condiciones se prepararon y todas las aristas que exige una justa de alta competencia.

– Ana le pone el sabor latino a las olimpiadas de Tokio.

La hondureña Ana Jurka, con 36 años y nueve en Telemundo, comanda junto a Miguel Gurwitz, las transmisiones de los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Actualmente dirige el programa de deportes “Titulares Telemundo”, pero fue designada para cubrir los JJOO. Acostumbrada al manejo escénico y a codearse con los mejores deportistas del continente, Jurka levanta la bandera hondureña en Japón.

Ana Jurka en compañía de Miguel Gurwitz, ambos dirigen las transmisiones de la cadena Telemundo.

Llegó a Tokio el 17 de julio y permanecerá hasta el 10 de agosto, luego que finalicen las olimpiadas número 32 de la historia.

“Es una experiencia única porque todos los eventos deportivos son apasionantes, pero este en especial lo estamos viviendo totalmente diferente a lo que hemos vivido antes. El hecho de no tener fans en los estadios y las horas que podes estar en el tráfico por la circulación de aficionados, ahora no, es todo rápido, limpio, al grano y seguro”, expresó.

Sueño hecho realidad

Calificó como un “sueño hecho realidad” encabezar las transmisiones olímpicas para la cadena Telemundo. “Tampoco me lo tomo a la ligera, la responsabilidad que tiene esto y la verdad es que justamente en estos Juegos Olímpicos a mí no me caía el veinte de lo importante que es hacer nuestro trabajo, lo histórico que son estos juegos en específico, la tarea que estoy haciendo”.

Más de 10 horas de transmisión diarias tiene que participar la comunicadora hondureña.

En los últimos días Ana Jurka ha sido entrevistada por decenas de medios de comunicación que la buscan para que comparta su experiencia como una mujer, abanderada en la cadena televisiva que representa. “Me pongo a pensar que hay muchas personas que lo podrían hacer igual o mejor que yo, pero Dios me dio la oportunidad, la bendición y es de la única manera que lo pueda explicar”, refrendó.

Desglosó que las asignaciones se tornan complicadas porque cuando hacen las transmisiones tienen que pensar no solo en EE. UU. o México, sino también en todos los países de Latinoamérica y otros mercados de la cadena televisiva. “Duermo cuatro horas diarias en las últimas semanas y en estos días me he animado al ver muchos mensajes en mis redes sociales de chavitos y chavitas que me dicen que quieren ser como yo, entre otros halagos”, describió.

Pero, caviló que todo lo que está viviendo se lo ha tomado con paciencia y humildad.

Recordó que su infancia en Honduras fue difícil, “me tocó aguantar hambre, estar en una escuela pública muy mala e ir luchando con fuerza, tener tres trabajos a la vez para poder seguir adelante, así que lo tomo como un sueño hecho realidad y valoró la bendición con una gran responsabilidad, por eso les digo a todos que, si yo puedo, cualquiera puede hacerlo, solo es cuestión de respetar a los demás, trabajar duro y ser agradecidos”.

Muchos momentos en Tokio le han provocado que la piel se le enchine, contó.

Relató que todo el equipo humano de la cadena televisiva es sometido todos los días a pruebas para detectar el COVID-19, además, agrega que, ya son 20 días que sólo pueden movilizarse del hotel a las instalaciones olímpicas donde se realiza la gesta mundial.

“En la última semana nos han dado la oportunidad de salir 15 minutos para ir a algún café, pero en un radio alrededor del hotel y regresar. Si ven que te tardaste o te salís del perímetro te empiezan a llamar mediante una aplicación instalada en el aparato móvil”, contó.

(VER) Periodista hondureña destaca en cadena Telemundo

Confesó que todo sacrificio tiene su recompensa al ver la alegría en el rostro de los atletas, que tuvieron que esperar cinco años contados desde Río de Janeiro 2016.

Consultada sobre los momentos más emotivos vividos hasta ahora en la justa olímpica, respondió que uno de ellos fue ver a Rayssa Leal, skater de 13 años que le dio una medalla olímpica y logró unificar a un Brasil polarizado.

Unos Juegos Olímpicos atípicos le cotó cubrir a Ana Jurka.

“Es la atleta más joven en unos Juegos Olímpicos en la historia de Brasil, fue muy lindo verla ahí”, citó.

Otro momento que le crispó la piel, fue cuando entre los abanderados hondureños el día de la inauguración, apareció Julio Horrego, quien estuvo encerrado los días previos por protocolos de COVID. “Ese día yo los vi y estaban tan emocionados, me parecían que iban a llorar de la emoción, hubo varios momentos de la ceremonia de apertura que me provocaron un nudo en la garganta”, rememoró.

Ana Jurka agregó que otro instante emotivo fue el segundo juego de la selección sub-23 de Honduras ante su similar de Nueva Zelanda y que le dio esperanzas a la escuadra catracha para avanzar a la siguiente fase.

También -dijo- emocionarse con la medalla de oro lograda por el ciclista Richard Carapaz para Ecuador. “Fue emotivo verlo, exhausto por tanto tiempo en la bicicleta y caer rendido después de darlo todo”, contó la catracha que es tía del futbolista Rembrandt Flores.

Un día en los Olímpicos

Ana Jurka narró que un día normal de competencias inicia desde muy temprano. De 10:00 a 11:00 de la mañana le hacen el cabello y la maquillan; luego a las 11:15 AM está en reunión con el equipo de producción para definir qué se va a resaltar durante el día y las asignaciones de cada una de las disciplinas.

Desde la 1:00 de la tarde empiezan las transmisiones al aire y las mismas se pueden extender hasta la 11:00 de la noche, pero hay días que se sale hasta las 2:00 de la mañana.

“En los ratos que podemos ir por un café, nos damos ánimos unos a otros y así transcurren los días de transmisión en estas olimpiadas”, apuntó.

Atletas hondureños con ínfimo apoyo

La Catracha tiene ocho años en Telemundo.

La periodista hondureña lamentó que los atletas catrachos no tengan el suficiente apoyo de las autoridades y tampoco disponen del presupuesto para tener una preparación idónea para competir en los Juegos Olímpicos.

Refirió el caso de la atleta hondureña de judo, Cergia Güity, quien recién fue madre y aun así logró dar el peso para competir en Tokio.

“Nuestros atletas deben tener fogueos y no los tienen porque no hay presupuesto para que viajen y hagan la preparación como se debe, sumado a la pandemia de COVID y otras vicisitudes que deben pasar”, fustigó.

La periodista catracha mencionó que al ser invitados algunos de los atletas hondureños, éstos sólo reciben la instrucción del Comité Olímpico para representar al país, pero sin brindarles la preparación necesaria para hacer un buen papel.

“Los presupuestos para nuestros atletas son muy pobres, en otros casos son nulos. Solo el hecho de estar en unos Juegos Olímpicos representa una gran distinción, pero tenemos una cultura de vamos a ir a participar y eso es suficiente, creo que deberíamos cambiar esa mentalidad y decir: ‘vamos a ir a competir’, pero las herramientas siguen siendo ínfimas para competir en cualquier torneo”, ahondó.

Sugirió al Comité Olímpico Hondureño (COH), esforzarse para conseguir patrocinadores y recursos que garanticen una preparación adecuada de los atletas.

Hay niños en las calles de Honduras que sueñan con ser futbolistas

Jurka exigió apoyo para los atletas que representan al país en contiendas internacionales.

“Hay muchos niños en las calles de Honduras que sueñan con jugar fútbol o competir en diferentes deportes, pero es algo tan lejano que no vale la pena para un atleta por muy bueno que sea”, criticó.

Reflexionó que, ante esa situación, Honduras tiene que recurrir a figuras como Teófimo López que agarró la bandera catracha cuando en realidad es estadounidense.

Lamentó que a algunos atletas les ha tocado salir del país u optar por una nacionalidad distinta para poder lograr algo grande, “tenemos una mentalidad muy pobre y el apoyo también lo es”.

La comunicadora hondureña, dijo que “muchas veces es necesario salir del país para ver otras realidades. En nuestro caso, la mentalidad es que somos víctimas y que no tenemos lo suficiente, y es cierto, la verdad que todo eso es cierto, pero necesitamos romper esa barrera mental y no lo podemos hacer solos, ocupamos ayuda de otras personas”.

Casi para finalizar la conversación afirmó que Tokio 2020, en el 2021, será recordado como “los juegos del COVID”.

“Todos los atletas hondureños que participaron en Tokio ganaron mucho, gracias a su esfuerzo. Ellos necesitan apoyo, muchos llegan aquí pagándose sus propios entrenamientos, pagándose clases extras para poder mejorar en sus disciplinas. No tienen las mismas condiciones de otros con los que compiten. Hay muchas cosas detrás de la vida de los atletas, por eso le pido a la gente que antes de escribir o disparar una crítica, se tomen el tiempo para investigar en qué condiciones se prepararon para representar al país”, concluyó Jurka. (JS)

Fuente: La Tribuna

Más noticias...

AMDC lista para hacer pilotaje con bus eléctrico en la capital

Tegucigalpa,Honduras domingo 26 septiembre 2021 En pocos días los capitalinos, se podrán subir a un …

A %d blogueros les gusta esto: