Inicio - Ciencia y Tecnología - La iniciativa privada revoluciona la fusión nuclear

La iniciativa privada revoluciona la fusión nuclear

La iniciativa privada revoluciona la fusión nuclear

En el artículo anterior hablamos sobre cómo China se ha puesto momentáneamente en cabeza de la carrera de la fusión nuclear.

Así ha sido gracias a sus dos récords de mantenimiento del caldo de plasma a muy alta temperatura. La materia prima y condiciones en las que, eventualmente, se conseguirá que tenga lugar la ‘ignición de la fusión nuclear’: su encendido y perpetuación autosostenida, en forma de reacción en cadena.

Los chinos, una vez más, nos demuestran su sobresaliente capacidad para acometer grandes retos unidos, todos a una.

Sin embargo, no son ellos los únicos que cuentan en todo esto. Claro que no. La carrera de la fusión nuclear es una carrera a nivel mundial y a nivel mundial se dirime.

Son muchos los países que cuentan con instalaciones experimentales cuyo objetivo es generar conocimiento en el camino que nos ha de conducir al Santo Grial de la fusión nuclear:

Alemania, Australia, Brasil, Canadá, China, Costa Rica, España, Estados Unidos, Francia, India, Italia, Japón, México (proyecto discontinuado), Pakistán, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rusia, Suiza y Ucrania. Y probablemente se hayan quedado otros cuantos países en el tintero.

Y a estos hay que añadir aquellos proyectos en consorcio internacional tales como el JET de la Unión Europea o el más ambicioso de todos ellos, el ITER. Uno de los mayores proyectos que jamás haya emprendido el ser humano y en el cual participan decenas de naciones.

Pero no es esto lo que nos va a ocupar en el presente artículo, sino un hecho aun más singular y notable:

Hasta la fecha todos los proyectos de fusión habían sido de titularidad estatal. Pero esto acaba de dejar de ser así.

La empresa norteamericana Helion, de Redmond (la también patria chica de Microsoft), ha anunciado hace unos días que son, de pleno derecho, un corredor a tener en cuenta en la carrera de la fusión.

En concreto, mediante su comunicado del pasado 22 de junio, han hecho público que Trenta, su sexto prototipo de generador eléctrico de fusión, ha concluido un exitoso período ininterrumpido de pruebas de 16 meses con el hito de haber conseguido plasma a temperaturas de 100 millones de grados centrígrados.

Y la entrada de un corredor del ámbito privado es algo a aplaudir. La innovación se nutre de competencia y es mucho lo que el sector privado puede aportar ahí.

El pragmatismo empresarial de Helion se ha traducido en un enfoque innovador que podría suponer una enriquecedora vuelta de tuerca a la estrategia tecnológica hasta ahora dominante en el campo de la fusión.

Pasemos a desentrañar cuál es su novedosa visión tecnológica y por qué, indisolublemente a ello, se trata de una sana propuesta de innovación netamente empresarial.

Más noticias...

Así vuela el «taxi aéreo» del futuro que usará energía sostenible

Son muchos los vehículos tanto terrestres como marinos o aéreos que han evolucionado mucho gracias al desarrollo de la …

A %d blogueros les gusta esto: