Inicio - Ciencia y Tecnología - Estamos a punto de convertirnos en una civilización galáctica

Estamos a punto de convertirnos en una civilización galáctica

Estamos a punto de convertirnos en una civilización galáctica

Una reciente investigación en el campo de la Relatividad General sobre los “motores curvatura” (“warp drives”) parece haber sido mayoritariamente malinterpretada. Establece que es teóricamente posible que existan móviles warp hiperlumínicos, pero no que sea posible construir vehículos warp hiperlumínicos dentro de los que viajar, más bien lo contrario. El origen del lío, los entresijos de la Relatividad.

Recientemente se ha hablado mucho de un artículo científico publicado hace unos meses (septiembre de 2020) sobre los “warp drives” o “motores de curvatura” de Star Trek, pero desde la perspectiva de la física formal. Esto es, la física de la Teoría de la Relatividad General, la magna obra salida de la imaginación de Einstein.

Como la cosa movía mi curiosidad, me dispuse a dedicar tiempo a estudiarla. Los resultados fueron completamente inesperados y, por tanto, interesantes. Eso creo yo.

Por doquier se ha dicho que el mencionado artículo prueba que dichos motores de curvatura son posibles (léase, compatibles con el conocimiento físico actual) y, por tanto, es teóricamente posible construir vehículos hiperlumínicos.

Esto nos permitiría desdecir al comandante Joseph Cooper (Interstellar) en su frase que citamos en el artículo de la semana pasada, sobre la nueva tecnología de propulsión por manipulación magnética de plasma que nos permitirá reducir drásticamente la duración del viaje a Marte.

En efecto, dado que ningún tipo de propulsión nos permite superar la velocidad de la luz (así nos lo impone la Teoría de la Relatividad Especial, el hermano pequeño de la Relatividad General) podríamos replicar a Cooper: no, amigo, no es cierto que “la única forma que conocen los humanos de llegar a alguna parte es dejando algo atrás”.

Pues bien, según he podido ver, las cosas no son así. Basado en el estudio de ese artículo, así como de un artículo muy anterior que fue el que abrió el melón de los “warp drives”, he visto que la afirmación anterior es falsa.

El artículo reciente no dice que podamos construir vehículos hiperlumínicos. Todo lo contrario, establece que no son posibles en tanto que vehículos de transporte. Pero, a pesar de ello, podría ser que dichos vehículos aun resulten factibles. Si bien esto último está por ver.

Pues bien, por si quiere usted acompañarme, en lo que sigue voy a contar lo que esos dos artículos dicen y no dicen sobre la cuestión de los “warp drives” desde su perspectiva de física académica.

Iba a escribir “física seria” pero, por un lado, conozco bastantes físicos y físicas con mucho salero y, por otro, Star Trek y la ciencia ficción en general me parecen cosas muy serias. ¿Por qué decir «física seria» cuando solo queremos decir «buena física», con independencia de que ésta haya sido creada por un físico serio o por una física jovial?

Como aperitivo, dado que todo esto se fundamenta en la Teoría de la Relatividad General, unas breves palabras sobre ella:

La Relatividad General es una teoría científica que explica el universo físico como sustentado por un tejido de espacio y tiempo acoplados, y cuya curvatura es la gravedad. Escrita en el intimidatorio lenguaje matemático de la geometría diferencial, lo que en líneas generales nos narra es que: “el espacio-tiempo le dice a la materia (léase, masa-energía) cómo moverse y la materia le dice al espacio-tiempo cómo curvarse” (en palabras del físico teórico John Archibald Wheeler).

Más noticias...

Así vuela el «taxi aéreo» del futuro que usará energía sostenible

Son muchos los vehículos tanto terrestres como marinos o aéreos que han evolucionado mucho gracias al desarrollo de la …

A %d blogueros les gusta esto: