Inicio - Ciencia y Tecnología - La Tierra fue un día un enorme océano tranquilo

La Tierra fue un día un enorme océano tranquilo

Antes de que la vida prosperase, nuestro planeta estuvo cubierto de un vasto océano, con pocas o ninguna porción de tierra firme. Esta es la teoría que sostiene un nuevo estudio de la Universidad de Harvard que acaba de publicarse en la revista ‘ AGU Advances‘ y que afirma que la Tierra fue hace millones de años una roca espacial extremadamente empapada. Pero, ahora, la pregunta obvia es: ¿a dónde fue a parar toda aquella agua?

El equipo liderado por el científico planetario Junjie Dong explica que todo ese líquido acabó en el interior del manto terrestre. Concretamente ‘incrustada’ dentro de los minerales, un lugar donde cada vez más investigaciones señalan que puede haber una reserva de agua enorme, incluso mayor de la que hay en la superficie.

«Calculamos la capacidad de almacenamiento de agua en el manto sólido de la Tierra en función de la temperatura del manto -escriben los autores-. Encontramos que la capacidad para guardar agua en un manto primitivo y caliente pudo haber sido menor que la que tiene el actual manto, por lo que el agua adicional en esa primera etapa se habría quedado en la superficie de la Tierra primitiva, formado enormes océanos». Es por ello, que los investigadores plantean reevaluar la idea clásica de que el volumen de agua de los océanos se ha mantenido constante a lo largo de la historia de la Tierra.

Minerales que encierran agua

El agua del interior de la Tierra no se encuentra en las formas en las que estamos acostumbrados a ver en la superficie: allí está almacenada en compuestos del grupo hidroxilo, formados por átomos de oxígeno e hidrógeno. En particular, el agua se almacena dentro de rocas minerales volcánicas del grupo del olivino sometidas a altas presiones: concretamente en la wadsleyita hidratada y la ringwoodita. De hecho, las muestras de wadsleyita a gran profundidad han mostrado contener alrededor del 3% de agua en peso; y las de ringwoodita alrededor de un 1%.

Aunque ya se había demostrado la capacidad para almacenar agua de estos minerales, el equipo quiso dar un paso más y averiguar qué ocurría en diferentes rangos de temperaturas, comprobando que, a más calor, menos cantidad de agua eran capaces de guardar en su interior estos minerales. Si tenemos en cuenta que la prototierra de hace 4.540 millones de años era mucho más cálida internamente de lo que es hoy, significa que la capacidad actual del manto para almacenar agua es mucho mayor ahora. Además, a medida que se cristalizan más minerales de olivino en el magma de la Tierra, la capacidad de almacenamiento de agua del manto también aumentaría.

Cuánta agua está encerrada

Aunque algunos estudios previos se han atrevido a dar cifras sobre cuánta agua habría ‘escondida’ en el interior de nuestro planeta, el equipo de Harvard se muestra cauteloso con sus cálculos. «La capacidad de almacenamiento de agua del manto en la actualidad es de 1,86 a 4,41 veces la masa oceánica superficial moderna», afirman. Si el agua almacenada en el manto hoy es mayor que su capacidad de almacenamiento en el Eón Arqueano, hace entre 2.500 y 4.000 millones de años, es posible que el mundo y los continentes estuvieran inundados en aquella época.

Este hallazgo coincide con un estudio anterior que, basándose en la abundancia de ciertos isótopos de oxígeno conservados en un registro geológico del océano primitivo, encontró que nuestro planeta hace 3.200 millones de años tenía mucha menos tierra que en la actualidad. Si este es el caso, podría ayudarnos a responder preguntas aún abiertas como dónde surgió la vida, ya que existe un debate sobre si se formó por primera vez en océanos de agua salada o estanques de agua dulce en masas terrestres. Pero en el caso de que todo el planeta estuviera bajo el océano, la pregunta podría estar resuelta.

Esta evidencia también podría ayudarnos a buscar vida extraterrestre y a señalar a mundos oceánicos, como Europa o Encélado, como posibles candidatos a albergarla.

Más noticias...

Samsung podría haber cerrado la compra de 4 millones de paneles OLED a su gran rival, LG

En el mundo de los negocios la rivalidad es solo una cuestión… pues eso, de …

A %d blogueros les gusta esto: