Inicio - Ciencia y Tecnología - Europa encara su década más ambiciosa en la exploración espacial

Europa encara su década más ambiciosa en la exploración espacial

El astronauta francés Thomas Pesquet realiza un paseo espacial./ESA

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) despega su 2021 rumbo a la Luna, a Marte y «hasta el infinito y más allá», que diría el animado Buzz Lightyear de ‘Toy Story’. La agencia del Viejo Continente inicia una nueva década con cambio en el sillón de mando. Johann-Dietrich Woerner deja la nave comunitaria en manos del austríaco Josef Aschbacher, que ganó su particular carrera espacial al ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, el pasado diciembre.

Aschbacher llega al cargo con una hoja de ruta, la ESA pasa de la ‘observación’ a la década de la exploración europea, porque «ya es una realidad». Europa, ahora sí, quiere hacerse grande en el espacio y mirar cara a cara a la NASA, a China, a Rusia, a India… y, sí, también a Space X de Elon Musk.

Este 2021, la Agencia Espacial Europea y los cohetes del CEO de Tesla unirán sus trayectorias. Por segunda vez en su historia, Space X llevará en otoño a un astronauta comunitario a la Estación Espacial Internacional (ISS).

El alemán Matthias Maurer viajará en otoño a la base permanente en el espacio, que, precisamente, hace veinte años pisó por primera vez un europeo, Umberto Guidoni (Roma, 1954). Ahora llega el segundo viaje en una nave comercial, la SpaceX Crew Dragon con los astronautas de la NASA Raja Chari y Thomas H. Marshburn.

Sin embargo, esta no será la única incursión espacial de un astronauta europeo en 2021. La ESA ha anunciado que este nuevo año tiene programados más viajes con destino Gateway. A partir de febrero se abrirá el proceso de selección para escoger los tres viajeros que llegarán a esa futura base espacial. Un paso intermedio que será la nueva estación que hará de intercambiador para conseguir poner el pie en el planeta rojo. «Situada más lejos de la Tierra que la actual Estación Espacial, la Gateway ofrecerá un puesto de apoyo para las misiones a la Luna y Marte», asegura la ESA.

El camino a la Luna

Tras muchos años de espera, el sueño de volver a pisar la Luna se acerca y arranca este ejercicio. A pesar de la covid-19 y de los terremotos políticos, la NASA, la agencia espacial estadounidense, lanzará la primera misión de Artemisa, que concluirá con la «llegada a la Luna de un hombre o la primera mujer en 2024».

Un viaje que se realizará con la ayuda del Módulo de Servicio Europeo de la ESA. Woerner asegura que la ESA está en conversaciones con su homóloga norteamericana no solo para enviar robots europeos, «sino, por qué no, astronautas europeos».

Aunque antes de desplegar esas «tropas» comunitarias más allá de la superficie terrestre, el nuevo equipo de Aschbacher estará centrado en estudiar cómo es la superficie marciana y ayudará a los vecinos de la ISS a ir mejorando las infraestructuras espaciales con el Brazo Robótico Europeo (ERA), que iniciará su viaje fuera de la corteza terrestre en el mes de mayo.

Además, 2021 también albergará el lanzamiento (para octubre) del nuevo telescopio espacial James Webb desde el Puerto Espacial Europeo de Kurú (Guayana Francesa). Webb permitirá comprender mejor el proceso de formación de galaxias, estrellas, planetas y tal vez hasta los orígenes de la vida.

Nueva década, menos fondos

Aschbacher toma los mandos para una década muy ambiciosa y prometedora, pero llega en el peor momento posible. La covid-19 ha trastocado los planes de todo el planeta y también los sueños más allá de su órbita. La ESA contará con un presupuesto de 6.490 millones de euros para 2021, frente a los 6.680 del año pasado, lo que supone 190 millones menos, un descenso del 2,8%.

Más noticias...

Samsung podría haber cerrado la compra de 4 millones de paneles OLED a su gran rival, LG

En el mundo de los negocios la rivalidad es solo una cuestión… pues eso, de …

A %d blogueros les gusta esto: