Inicio - Ciencia y Tecnología - Los astrónomos buscan agujeros negros de hasta un quintillón de masas solares

Los astrónomos buscan agujeros negros de hasta un quintillón de masas solares

Ilustración de un agujero negro

El Universo está lleno de agujeros negros. Oscuros objetos de inmenso poder gravitatorio que se tragan, literalmente, todo lo que se pone a su alcance sin que nada, ni materia ni energía, pueda volver a salir al exterior. Hasta ahora, los científicos los han descubierto de varios tipos y tamaños. Los de «masa estelar», por ejemplo, surgidos tras el colapso gravitatorio de estrellas muy masivas, son los más pequeños y suelen tener masas equivalentes a decenas de veces la del Sol.

Por supuesto, los hay mucho mayores. Otra categoría, los agujeros negros de masa intermedia, por cierto bastante raros y difíciles de encontrar tienen, según algunos, entre mil y 100.000 masas solares, aunque otros piensan que pueden alcanzar el millón

Pero es en los centros de las galaxias donde se encuentran los más grandes, los llamados «agujeros negros supermasivos», con masas equivalentes a varios millones, incluso a miles de millones de soles. Sin ir más lejos, en el corazón de la Vía Láctea, nuestro hogar galáctico, duerme Sagitario A*, un agujero negro de cuatro millones de masas solares que, pese a su tamaño, resulta ser de los más pequeños entre los de su clase.

Ahí están, para demostrarlo, bestias como M87* (el primer agujero negro que hemos conseguido fotografiar), con sus 6.500 millones de masas solares. O el que hay en el centro de la galaxia elíptica NGC 4889, con 21.000 millones de masas solares.

Aunque parezca increíble, hay agujeros negros aún mayores. Forman parte de otra categoría, la de los ultra masivos, en la que entran todos aquellos con masas superiores a los 10.000 millones de soles. Ahí encontramos, entre otros, al gigantesco agujero negro de 40.000 millones de masas solares en el centro de la galaxia Holmberg 15A. O a TON 618, el mayor de todos los agujeros negros encontrados hasta ahora, monstruo entre monstruos, casi 70.000 millones de veces más masivo que el Sol y casi en el límite de lo que los investigadores creen posible. Los cálculos, en efecto, indican que no pueden existir dentro de una galaxia agujeros negros con más de 100,000 millones de masas solares.

La pregunta, llegados a este punto, es la siguiente: ¿Podrían, de alguna forma, existir agujeros negros aún más grandes? La sorprendente respuesta es que sí, aunque hasta ahora no se ha encontrado ninguno.

Agujeros negros «increíblemente grandes»

En un estudio recién publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical SocietyBernard Carr, de la Universidad Queen Mary de Londres explora una nueva categoría, la de los agujeros negros «increíblemente grandes», que serían aquellos con masas superiores a los 100.000 millones de soles y que se conocen como SLABs, un acrónimo de «Stupendously Large Black Holes».

«Si bien actualmente no hay evidencia de que existan los SLABs -dice Carr- resulta concebible que puedan existir, y podrían estar fuera de las galaxias, en el espacio intergaláctico. Sin embargo, sorprendentemente, la idea de los SLABs se ha descuidado en gran medida hasta ahora».

Más noticias...

GameStop resurge con fuerza y sus acciones repuntan más de 80%

GameStop Corp. extendió su repentino resurgimiento a más del doble por segundo día consecutivo, ya que …

A %d blogueros les gusta esto: