Inicio - Ciencia y Tecnología - China logra recoger rocas tres horas después de posarse en la Luna

China logra recoger rocas tres horas después de posarse en la Luna

Imagen tomada por la cámara de la sonda Chang'e 5 durante el alunizaje

La sonda china Chang’e 5 ha logrado recolectar muestras de roca y suelo lunares tan solo tres horas después de posarse en la región de Oceanus Procellarum (Océano de las Tormentas), un campo de lava situado en el margen oeste de la cara visible de nuestro satélite natural.

El artilugio, compuesto por un módulo de descenso y uno de ascenso, despegó el pasado 23 de noviembre con el objetivo de traer material lunar a la Tierra por primera vez desde 1976. Tras su alunizaje exitoso ayer martes, rápidamente se puso manos a la obra. Comenzó con unos trabajos de preparación, incluido el despliegue de las alas solares.

La Administración Nacional del Espacio de China (CNSA), citada por Xinhua, ha anunciado que los trabajos de la sonda transcurrieron según lo planeado. De esta forma, terminó las tareas de perforación y empaquetado de muestras lunares a las 22.53 hora peninsular española, apenas tres horas después del alunizaje.

Chang’e 5 adopta dos métodos de muestreo lunar. Uno implica el uso de taladros para obtener muestras de un agujero de dos metros de profundidad. Este material actuará como un archivo de la Luna, con la información de hace mil millones de años. Por otra parte, un brazo mecánico recolectará muestras de la superficie, que darán a los científicos datos más actuales. En total, está previsto que el módulo recupere aproximadamente dos kilogramos de rocas y regolito (suelo lunar), las primeras muestras lunares obtenidas por China y las primeras que se traerán a la Tierra desde la década de los 70 del siglo XX.

Una vez obtenidas, las muestras se almacenarán en el ascendedor, que se elevará desde la superficie lunar para transferirlas al regresador y al orbitador que esperan en la órbita lunar. El encuentro no tripulado y el acoplamiento en la órbita lunar también será la primera tarea de este tipo realizada por China.

Luego, en el momento adecuado, el módulo se separará del orbitador y llevará las muestras de regreso a la Tierra, que finalmente aterrizará en la Mongolia Interior, en el norte de China.

En la cara oculta

La misión, bautizada en honor de la divinidad china de la Luna, es la continuación de los orbitadores Chang’e 1 y Chang’e 2, lanzados en 2007 y 2010, respectivamente. También sigue el camino de la misión Chang’e 3 que posó un aterrizador y un rover en la Luna, en 2013, y de la Chang’e 4, que posó otro aterrizador y otro rover en la cara oculta, en 2019, permitiendo incluso que una semilla germinara en el espacio. Tanto los aterrizadores de las misiones Chang’e 3 y Chang’e 4, como el rover de la Chang’e 4, siguen hoy en funcionamiento.

La misión Chang’e 5 está diseñada para tener una vida muy breve. Sin embargo, se confía en que tenga mucho impacto, por permitir importantes investigaciones sobre el regolito lunar durante muchos años.

Más noticias...

El cerebro es un continuo masculino-femenino

Lo masculino y lo femenino forman un continuo en el cerebro humano, llamado “continuo de …

A %d blogueros les gusta esto: