Inicio - Ciencia y Tecnología - China tiene un problema con casi 20 millones de personas ciegas. Su solución es un perro robot

China tiene un problema con casi 20 millones de personas ciegas. Su solución es un perro robot

perro guía robot

Desde que Boston Dynamics maravillara al mundo con Spot, los roboperros se han hecho un hueco en las diferentes ferias tecnológicas y varias compañías han buscado su propio modelo. El Spot original ha seguido mejorando con los años, pero en paralelo se han producido modelos que parecen juguetes –como el de Xiaomi– y otros armados con lanzallamas y rifles con IA que parecen de ciencia ficción. Incluso tienen la competencia de una cabra robot y fueron protagonistas en el MWC.

Aunque su ventaja como mascota es subjetiva, donde pueden tener mucho futuro es ayudando a personas ciegas, tanto que en China ya están probando un perro guía robot.

China no es país para perros -guía-. En España, y en otros países, está normalizado el uso de un perro guía o perro lazarillo para personas ciegas. Se trata de una gran ayuda para ellas y hay programas como la Fundación ONCE del Perro Guía que ofrece este servicio gratuitamente siempre que la persona que lo solicite sea apta. En otros países, la cosa cambia, teniendo un precio muy elevado que no todos pueden permitirse: unos 50.000 dólares.

China es otro terreno totalmente diferente. Como leemos en Reuters, sólo hay 400 perros guía para más de 17 millones de personas ciegas. Es una relación extremadamente desigual debido a varios factores, pero siendo uno de ellos la relativa novedad en lo que a tenencia de mascotas y animales de servicio se refiere. Además, muchos lugares de trabajo, restaurantes y el propio espacio público no son ‘acogedores’ para estos perros guía.

robot perro guia

Un bulldog inglés de seis patas. Debido a este enorme problema que impide a prácticamente el 100% de personas ciegas en China optar por un perro guía, un perro robot puede ser una ayuda muy interesante.  Un equipo de investigación de la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad Jiao Tong en Shanghai está desarrollando este robot que, de hecho, ya está realizando pruebas de campo.

Se trata de un robot que tiene un tamaño similar al de un bulldog inglés, pero siendo un poco más ancho y, además, contando con dos patas extra. Esas seis patas ofrece no sólo más estabilidad, sino la posibilidad de un movimiento más fluido para que la persona invidente no sienta tirones. Además, permite una mayor estabilidad. Gao Feng es el jefe del equipo de desarrollo y comenta que «cuando se levantan tres patas, quedan otras tres, como el trípode de una cámara. Es la configuración más estable».

Puedes hablar con él. Como es habitual en este tipo de robots, está hasta arriba de sensores para reconocer el entorno, con el añadido en este caso de que utiliza las cámaras para identificar elementos como las señales de tráfico y semáforos. Además, cuenta con un sistema de reconocimiento de voz que, según el equipo, tiene una precisión superior al 90% y un tiempo de respuesta inferior a un segundo.

El sistema está controlado por inteligencia artificial que, aparte de ese reconocimiento de voz y señales, puede planificar rutas. Y también puede transmitir comandos por sonido y ofrecer información en tiempo real sobre el entorno. Eso un perro no lo hace. También tiene un sistema de ‘control’ que permite, mediante movimientos de la correa, adaptar el paso del perro. Eso el de verdad sí puede hacerlo.

perro guia robot

Producción en masa. Pero como comentábamos, el gran problema de China es que los perros guía son inaccesibles debido a que… no hay. No sólo son caros, sino que el entrenamiento es de unos dos o tres años antes de poder asignarlos, por lo que el proceso es lento. Con una máquina, eso no pasaría y el propio Gao afirma que «es un poco como los coches. Puedo producirlos en serie de la misma forma que los coches, por lo que serán cada vez más asequibles.»

Además, continúa afirmando que «creo que podría ser un mercado muy grande, ya que podría haber decenas de millones de personas en el mundo que necesiten perros guía». De momento, como decimos, se trata de un elemento en pruebas y hay personas invidentes que están ayudando en el desarrollo en pruebas en exterior  para desarrollar tanto el sistema de movimiento como los comandos de voz (de momento, en chino).

No son los únicos. Sin embargo, en China no es el único lugar en el que se está investigando el desarrollo de perros guía robot. Australia, Estados Unidos o Gran Bretaña están también probando esta herramienta y hace algo más de un año nos hicimos eco del perro lazarillo que está desarrollando el CSIC en España. Se llama Tefi y, al igual que el modelo chino, cuenta con un chip GPS que se encarga del posicionamiento y el cálculo de rutas, conexión a la red móvil y a Google Maps.

También responde a comandos de voz y puede ser algo más barato de producir, ya que el esqueleto es el de un roboperro más simple que el del modelo chino, llevándose los sensores y el sistema de conexión todo el protagonismo. El CSIC pensaba empezar pronto con las pruebas de campo y también la adición de sensores capaces de detectar una presión arterial elevada en el usuario o la presencia de agentes químicos volátiles en la vivienda.

Sin duda, mucho más interesante un roboperro guía para personas ciegas que uno cargado con un rifle.

Más noticias...

La NASA acaba de pagar 267.000 dólares a SpaceX por un plan de emergencia para rescatar astronautas de la ISS

Ha aparecido un contrato muy llamativo entre las licitaciones públicas de la NASA. Y en …

A %d blogueros les gusta esto: