Inicio - Ciencia y Tecnología - Un poco más cerca del tercer vuelo de Starship: la FAA ha concluido su investigación sobre su segundo intento

Un poco más cerca del tercer vuelo de Starship: la FAA ha concluido su investigación sobre su segundo intento

Starship Vuelo2

La Administración Federal de la Aviación (FAA) estadounidense ya tiene sus conclusiones sobre lo que ocurrió en el segundo vuelo de prueba del conjunto formado por Starship y su primera etapa, Super Heavy. Esto nos acerca un poco más a la tercera intentona de SpaceX.

Informe aceptado. La FAA ha dado por cerrada la investigación sobre el segundo vuelo de Starship, que concluyó con la pérdida del vehículo principal y de su primera etapa el pasado 18 de noviembre. Lo ha hecho tras recibir el informe de la investigación realizada por SpaceX.

Nave perdida. El informe responde a la exigencia de auditoría derivada del hecho de que la nave (o las naves) se perdiera(n) durante la operación.

Tras revisar el informe, la FAA ha realizado una serie de indicaciones a SpaceX a implementar en su siguiente intento, con el fin de lograr, esta vez, una primera misión plenamente exitosa del mayor cohete jamás creado por la humanidad.

¿Qué pasó? La primera explosión aquel 18 de noviembre fue protagonizada por el Booster 9 (B9), la primera etapa seleccionada para la prueba. La perdida de esta parte del cohete se debió a un fallo en el reinicio de los motores que debían traer esta etapa de vuelta a la superficie en un regreso controlado.

Además, durante la maniobra en la que Super Heavy debía dar la vuelta, se dio una explosión en uno de los Raptor, probablemente causada por el bloqueo en un filtro de oxígeno líquido. B9 estallaría poco después como consecuencia directa de estos fallos (y no por la activación del sistema de auodestrucción).

¿Y Starship? La nave principal no corrió mejor suerte. Su destrucción sí respondió a la orden de “terminación” tras observarse un fallo mientras la nave se desplazaba a unos 6.700 m/s (unos 24.000 km/h) y a una altura de cerca de 150 km.

Este fallo se habría producido mientras la nave vertía oxígeno líquido. Starship portaba un exceso de este líquido a modo de lastre, para simular el peso de la carga que, al tratarse de un vuelo de prueba, no llevaba.

Rumbo al tercer vuelo. El cierre de esta investigación es un paso importante de cara al tercer despegue de Starship, pero SpaceX aún tendrá que introducir una serie de recomendaciones (17 para ser más precisos) antes de encarar la tercera prueba.

Una vez implementadas estas medidas la empresa estadounidense podrá proceder a la nueva prueba de la nave. Para el ensayo se ha seleccionado el conjunto primera/segunda etapa formado por B10/S28. El principal objetivo esta vez será la reentrada.

Más noticias...

Google anuncia un cambio histórico para ganar la batalla de la IA: unifica sus equipos de hardware y software

Lejos quedaron los tiempos en los que el ritmo de innovación de Google daba vértigo. …

A %d blogueros les gusta esto: