Inicio - Ciencia y Tecnología - Así es la hélice del futuro: aviones y barcos que ya no harán ruido

Así es la hélice del futuro: aviones y barcos que ya no harán ruido

Hélice

Durante milenios el ser humano ha comprendido el poder las hélices. Primero para surcar los mares y luego para volar por el cielo. El problema de estas siempre ha sido el mismo: el ruido. Esto podría ser cosa del pasado.

Las hélices están diseñadas para impulsar un fluido, generalmente aire o agua, mediante un movimiento giratorio. Algunos las consideran una evolución del tornillo que Arquímedes describió en 234 a. C.

Los aviones siguen utilizando hélices de palas aerodinámicas retorcidas similares a los helicópteros de bambú que utilizaban los niños chinos hace 2.400 años, con un rendimiento sorprendentemente inferior al de las hélices de madera que los hermanos Wright desarrollaron en 1903.

Los barcos siguen utilizando hélices de tornillo, cuyas variantes se remontan al siglo XVIII. Por eso nos fascina que unos científicos hayan conseguido revolucionar un diseñado que lleva usándose más de 2.000 años.

Esta gente afirma haber demostrado ventajas significativas tanto en el aire como en el agua utilizando una forma muy distinta: en concreto, unas extrañas formas anulares de toroide retorcido que no solo parecen ser mucho más silenciosas que los diseños tradicionales, sino tan eficientes, sobre todo en el espacio marino, que podrían suponer un profundo salto adelante.

El ruido es el gran enemigo y está a punto de desaparecer

Uno de los principales problemas de las hélices tradicionales es su molesto ruido. Curiosamente, gran parte de este ruido se sitúa justo en el mismo rango de frecuencias que el llanto de un bebé. Los humanos solemos ser más sensibles a los sonidos entre 100 Hz y 5 kHz.

un equipo que trabaja en un avión silencioso propulsado por iones en el Laboratorio Lincoln del MIT se preguntó si el ruido de las hélices de los multirrotores podría mitigarse con hélices de forma diferente.

Tras unos pocos intentos, el equipo encontró un diseño que reducía no solo los niveles generales de ruido a un determinado nivel de empuje, sino también todo el ruido en la gama de 1 a 5 kHz.

De hecho, suenan más como una brisa que como una hélice, por lo que resultan mucho menos molestos. Anecdóticamente, según el equipo, un dron con estas hélices emite un nivel de sonido aproximadamente tan molesto como el de un dron normal a una distancia dos veces mayor.

Por el momento no está claro si este tipo de diseños podrían ser relevantes a mayor escala, sustituyendo a las hélices tradicionales de los aviones de ala fija, o incluso de los taxis aéreos eléctricos (VTOL).

El equipo ha patentado el diseño y, aunque no está claro si hay planes para comercializarlo, el MIT parece dispuesto a conceder licencias a los fabricantes interesados.

Fuente: computerhoy.com

Más noticias...

Mientras occidente miraba a otro lado, China construía una herramienta clave para cambiar el orden mundial: Guoanbu

En el arte de la guerra, el consejo de Sun Tzu se puede percibir ahora como …

A %d blogueros les gusta esto: