Inicio - Notas de Salud - Los CDC emitieron nuevos lineamientos para la covid. Esto hay que saber

Los CDC emitieron nuevos lineamientos para la covid. Esto hay que saber

La semana pasada, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) moderaron varias de sus directrices para la COVID-19 y le dieron un drástico giro a muchas de las medidas que han caracterizado a la pandemia, como las cuarentenas y el distanciamiento social.

Este cambio fue impulsado por el hecho de que ahora muchos estadounidenses cuentan con inmunidad contra el coronavirus —gracias a la vacunación y las infecciones previas— y de que también contamos con vacunas, refuerzos y medicamentos antivirales capaces de disminuir el riesgo de enfermar de gravedad.

Según los funcionarios, simplificar las recomendaciones y ayudar a la población a responsabilizarse de los riesgos fue parte del objetivo de esta agencia de salud pública al emitir el nuevo conjunto de directrices. Pero las pautas siguen siendo complejas y están llenas de sutilezas.

Estas son las respuestas a algunas preguntas comunes acerca de lo que significan las directrices.

Los CDC no han desechado por completo la idea del distanciamiento social, más bien, esta agencia sugiere guardar cierta distancia de los demás como una de las muchas estrategias que se pueden usar para contribuir a la disminución del riesgo.

Las directrices anteriores recomendaban que las personas que no estuvieran al día con sus vacunas “permanecieran al menos a dos metros de distancia de los demás” en espacios públicos cerrados.

Ahora, la agencia aconseja que la población “evite estar en espacios muy concurridos” o que se mantenga a cierta distancia de los demás a fin de reducir al mínimo su exposición al virus. La agencia señaló que es posible que esta precaución sea importante, sobre todo para quienes tienen un alto riesgo de enfermar de gravedad con COVID-19.

Las directrices generales con respecto a las mascarillas no han cambiado. Los CDC recomiendan que todas las personas mayores de dos años usen un cubrebocas bien ajustado en espacios públicos cerrados cuando el nivel de COVID-19 dentro de la comunidad local sea elevado. De acuerdo con estas directrices, las personas que tienen un riesgo muy alto de enfermar de gravedad también deben usar cubrebocas cuando el nivel de su comunidad es medio.

De acuerdo con los CDC, casi el 40 por ciento de los condados de todo Estados Unidos se encuentran en un nivel comunitario alto.

Como medida de precaución, los CDC solían recomendar que la gente que no estuviera al día con su esquema de vacunación y haya estado en contacto cercano con alguien que tiene COVID-19 se quedara en casa al menos cinco días, una práctica que se conoce como cuarentena. (Según las directrices anteriores, las personas asintomáticas que estuvieran al día con sus vacunas no tenían que estar en cuarentena).

La recomendación de guardar cuarentena ha sido eliminada y constituye uno de los cambios más importantes de las nuevas directrices.

“Las cuarentenas son un instrumento poco afilado”, comentó Jennifer Nuzzo, directora del Centro de Pandemias de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown. “Estoy convencida de que tenemos que cambiar nuestra manera de pensar acerca del control de este virus”.

Ahora, las personas que han estado expuestas al virus pueden seguir con sus rutinas habituales independientemente de su situación de vacunación, siempre y cuando sigan sin síntomas. No obstante, deben usar una mascarilla bien ajustada durante 10 días completos, estar atentas a los síntomas, tomar medidas adicionales de seguridad con las personas vulnerables y realizarse la prueba por lo menos cinco días después de la exposición.

Si recurren a una prueba casera de antígenos, es probable que tengan que hacerse la prueba en repetidas ocasiones. Para disminuir el riesgo de falsos negativos, las personas que no tienen síntomas deben hacerse al menos tres pruebas con 48 horas de diferencia, de acuerdo con una nueva recomendación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por su sigla en inglés). Las personas que sí tienen síntomas de COVID-19 deben hacerse al menos dos pruebas con 48 horas de diferencia.

“La carga viral aumenta después de infectarse”, señaló Michael Mina, un exinvestigador en salud pública de la Universidad de Harvard que ahora es el director científico de eMed, una empresa que vende pruebas que se realizan en casa. “Va subiendo y eso tarda un tiempo”.

Es necesario aislarse en casa por lo menos cinco días y mantener cierta distancia de quienes viven en el mismo espacio. Esta recomendación no ha cambiado.

Según las directrices, si no presentamos ningún síntoma en el tiempo que hemos estado aislados —o si los síntomas van mejorando y no hemos tenido fiebre durante por lo menos un día— podemos dejar el aislamiento después del quinto día.

Los CDC antes recomendaban que las personas con COVID-19 usaran mascarilla durante 10 días completos. Según las nuevas directrices, pueden quitarse el cubrebocas más pronto si dan negativo en dos pruebas rápidas de antígenos, realizadas, al menos, con 48 horas de diferencia. Las demás deben seguir usando cubrebocas durante 10 días.

Las personas cuya infección de coronavirus va de moderada a grave, o cuyo sistema inmunitario está afectado, deben aislarse al menos durante 10 días, explicó la agencia.

Según las nuevas directrices, si los síntomas regresan después de estar aislados, el paciente tiene que volver a empezar su periodo de aislamiento.

En teoría, las nuevas directrices podrían librar a las escuelas y a las empresas de algunas medidas restrictivas que han sido difíciles de llevar a cabo, como establecer e implementar una serie de reglas diferentes para las personas vacunadas y las no vacunadas. Sobre todo en las escuelas, las cuarentenas han sido perjudiciales y polarizadoras.

Según las nuevas directrices, los niños que han estado en contacto directo con algún enfermo de COVID-19 no tienen que quedarse en casa y no es necesario que las escuelas realicen pruebas frecuentes para que estos niños sigan acudiendo al aula, una estrategia que se conoce como “hacerse la prueba para poder quedarse”, o test to stay, en inglés. De acuerdo con los CDC, en la mayoría de los escenarios ya no son necesarios ni el rastreo de contactos ni las pruebas de vigilancia de rutina para las personas asintomáticas.

En realidad, es posible que las nuevas directrices no cambien gran cosa en muchas escuelas, las cuales se habían estado alejando cada vez más de estas medidas. En mayo, por ejemplo, Massachusetts dejó de exigir que los niños asintomáticos estuvieran en cuarentena.

Sin embargo, algunos distritos y funcionarios sí toman como referencia las pautas federales, lo cual podría dar lugar a que algunas poblaciones flexibilicen sus normas para el siguiente año escolar.

“Recibimos con beneplácito estas directrices”, dijo Randi Weingarten, la presidenta de la Federación Estadounidense de Profesores, en un comunicado el jueves de la semana pasada. “Cada educador y cada padre comienza cada año escolar con gran esperanza, y este año aún más. Después de dos años de incertidumbre y trastornos, necesitamos un año lo más normal posible para poder centrarnos como un láser en lo que los niños necesitan”.

En un correo electrónico enviado a The New York Times el viernes, el Departamento de Salud del Estado de Nueva York dijo que estaba revisando las nuevas recomendaciones de los CDC y que emitiría sus propias orientaciones sobre el regreso a la escuela “pronto”.

El Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York dijo el viernes que también estaba revisando las nuevas directrices federales y que aún estaba ultimando los planes para el próximo año escolar.

Las directrices de los CDC dicen que las escuelas que están experimentando brotes pueden adoptar temporalmente precauciones adicionales, incluyendo pruebas de vigilancia, rastreo de contactos, uso de mascarillas y ventanas y puertas abiertas para mejorar la ventilación.

Más noticias...

Con apoyo de la OPS, Honduras fortalece su infraestructura de redes y telecomunicaciones en el sistema de salud

Tegucigalpa, 30 de septiembre de 2022 (OPS/OMS). La Magister Piedad Huerta, Representante de la OPS/OMS Honduras, …

A %d blogueros les gusta esto: