Inicio - Cortés - Vocación, con las uñas y sin conectividad maestros sacan a flote la educación en las zonas rurales

Vocación, con las uñas y sin conectividad maestros sacan a flote la educación en las zonas rurales

Tegucigalpa,Honduras sábado 08 mayo 2021

La directora del Centro Básico “General Terencio Sierra”, María del Carmen Galo y la maestra del primer grado, han compartido con LA TRIBUNAlas dificultades para sobrellevar el proceso enseñanza-aprendizaje enmedio de la pandemia del COVID-19. Vocación docente, desidia del Ministerio de Educación y el decidido apoyo de los padres de famila resaltan en esta historia.

Después de 365 días del cierre de este centro educativo, la directora y los docentes han decidido abrirlo bajo su propia responsabilidad. Las clases se sirven al aire libre dos veces por semana y tanto maestros, como alumnos llevan puesta su mascarilla, guardan la distancia entre pupitres y usan gel para limpiarse las manos. La escuela luce una apariencia de abandono, muy comprensible en virtud que sus huéspedes habituales se retiraron, desde marzo del 2020, cuando el gobierno suspendió las clases presenciales por la emergencia sanitaria. Sin embargo, los maestros y los pocos alumnos que llegaron este día dan aviso que hay vida. Es un pueblo con bajísimos casos de coronavirus, según lo que se sabe entre sus pobladores, pues, la verdad es difícil saberlo porque el gobierno tampoco realiza pruebas en el municipio.

Las medidas de bioseguridad se cumplen a medias, especialmente de parte de los jóvenes, que suelen andar más relajados que los adultos. Los alumnos de primaria van dos veces por semana y los del séptimo al noveno grado una vez. Los niños llegan por turno, presentan sus tareas y los maestros los reciben un par de horas, les refuerzan los temas y les dan nuevas asignaciones para el siguiente día. Es un ambiente relajado, en el que los educandos llegan sin uniforme, a pie, en bicicleta, solos o acompañados, los más pequeños, de sus padres. Como todo es voluntario, aparantemente, todo funciona normal, pero no ha sido fácil, ni es lo más conveniente para nadie.

En un principio, cuenta Galo, se han tenido que enfrentar a los padres de familia, muchos de ellos reticentes al retorno a clases presenciales. Al final, quedaron que fuera opcional. En una segunda instancia, se han enfrentado a las directrices verticales de la Secretaría de Educación, que no hace, ni deja hacer. “Como la orden sigue siendo trabajar de manera virtual, nos tienen trabajando con las uñas, no nos dan insumos de bioseguridad, sin internet, ninguna herramienta”, lamenta Galo.

Fuente: hondudiario

Más noticias...

Continúa la entrega de bonos cafetaleros en Siguatepeque

Tegucigalpa,Honduras viernes 18 junio 2021 Un total de 1,064 bonos cafetaleros se ha entregado en …

A %d blogueros les gusta esto: