Inicio - Cortés - La OTAN sigue a EE.UU. y retirará sus tropas de Afganistán a partir de mayo

La OTAN sigue a EE.UU. y retirará sus tropas de Afganistán a partir de mayo

Tegucigalpa,Honduras sábado 24 abril 2021

Los aliados de la OTAN acordaron este miércoles comenzar a retirar sus tropas de Afganistán el 1 de mayo, tras la decisión de Estados Unidos de poner en marcha la salida de sus militares del país asiático desde esa fecha y completarla antes del vigésimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

«A la luz de la decisión estadounidense de retirarse, los ministros de Exteriores y Defensa de la OTAN debatieron el modo de avanzar y decidieron que empezaremos la retirada de las fuerzas de la misión de la OTAN Apoyo Decidido el 1 de mayo», declaró Stoltenberg en una rueda de prensa junto a los secretarios estadounidenses de Estado, Antony Blinken, y Defensa, Lloyd Austin.

El anuncio se realizó tras una reunión virtual de ministros de Exteriores y Defensa de la Alianza.

La OTAN mantiene en Afganistán la misión Apoyo Decidido para asesorar, entrenar y formar las fuerzas de seguridad locales. Cuenta en la actualidad con 9.592 efectivos, de los cuales Estados Unidos aporta 2.500. El resto se distribuye entre miembros de la Alianza y socios de la organización, como Georgia.

Tanto los ministros aliados como los países socios que contribuyen a la misión publicaron una declaración en la que recuerdan que en 2001 la OTAN acudió a Afganistán con el objetivo de hacer frente a Al Qaeda y a «aquellos que atacaron Estados Unidos el 11 de septiembre», así como para «evitar que los terroristas usen Afganistán como un refugio seguro para atacarnos».

Añaden que en las décadas siguientes han trabajado para «lograr esos objetivos».

«A la luz de esto y reconociendo que no hay una solución militar a los desafíos que afronta Afganistán, los aliados han determinado que empezaremos la retirada de las fuerzas de la Misión Apoyo Decidido el 1 de mayo. Esta retirada será ordenada, coordinada y prudente», indican.

Agregan que planean haber completado la retirada de todas las tropas estadounidenses y de la misión aliada «en unos meses».

«Cualquier ataque de los talibanes a las tropas aliadas durante esta retirada se encontrará con una respuesta contundente», advierten.

Asimismo, señalan que seguirán apoyando el proceso de paz en Afganistán entre los talibanes y el Gobierno, y piden a esas dos partes que mantengan sus compromisos al respecto.

«Los aliados de la OTAN y sus socios seguirán apoyando a Afganistán, su pueblo y sus instituciones en la promoción de la seguridad y defendiendo los logros de los últimos 20 años. Retirar nuestras tropas no significa terminar nuestra relación con Afganistán», aseguran.

Además, insisten en que las tropas aliadas fueron a Afganistán «juntas», ajustaron su presencia del mismo modo «y ahora se retiran juntas».

UN MUNDO NUEVO

Stoltenberg subrayó que desde el 11 de septiembre de 2001 no ha habido atentados terroristas en Estados miembros de la Alianza que se hayan organizado desde Afganistán y puso de relieve que la OTAN «ha ayudado a construir las fuerzas de seguridad afganas desde cero» y ha proporcionado «progreso social» a la población.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, destacó que la «amenaza» de Al Qaeda en Afganistán se ha reducido «significativamente» y Osama bin Laden, que fue matado el 2 de mayo de 2011 por fuerzas especiales estadounidenses, ha sido ajusticiado.

«Hemos logrado nuestro objetivo original y no creemos que mantener una presencia indefinida de tropas en Afganistán vaya en nuestro interés, ni de Estados Unidos, ni de la OTAN y nuestros aliados. El mundo ha cambiado de manera dramática en los últimos veinte años», expuso.

Recordó que el presidente estadounidense, Joe Biden, ha instado a ajustar la estrategia a «las amenazas de 2021, no a las de 2001».

Blinken explicó que la OTAN y Washington permanecerán «vigilantes» ante la posibilidad de que «la amenaza del terrorismo resurja en Afganistán» y reorganizarán las capacidades antiterroristas «para estar al tanto».

«También haremos responsables a los talibanes de sus compromisos de evitar que Al-Qaeda o cualquier organización terrorista utilice Afganistán como base para ataques contra nosotros», avisó, y dijo que se seguirá respaldando al Gobierno afgano y dando asistencia a las fuerzas de seguridad.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, admitió que «todavía hay demasiada violencia» en Afganistán y que los talibanes «todavía intentarán revertir» los avances logrados.

«Por eso apoyamos sin reservas los esfuerzos diplomáticos en curso para lograr un arreglo político y negociado», declaró en referencia a las negociaciones de paz.

Igualmente, consideró que la salida del país asiático permite poner el foco en cuestiones más urgentes, como China, que es «el desafío número uno, ya que busca remodelar el orden internacional».

En la reunión ministerial de hoy, también se abordó el aumento de la presencia militar rusa en la frontera con Ucrania, la mayor desde la anexión de Crimea.

«Pedimos a Rusia que realice una desescalada de manera inmediata, detenga su patrón de provocaciones agresivas y respete sus compromisos internacionales», exigió Stoltenberg.

Fuente: La Tribuna

Más noticias...

Violencia digital: las formas más comunes de acoso en Internet

Tegucigalpa,Honduras miércoles 23  junio 2021 El ciberacoso o ciberbullying se da cuando una persona es …

A %d blogueros les gusta esto: