Inicio - Ciencia y Tecnología - LG Wing, el primer móvil con pantalla rotatoria

LG Wing, el primer móvil con pantalla rotatoria

Con solo empujarla con el dedo, la pantalla principal rota hasta colocarse en posición horizontal, revelando una segunda pantalla, y el móvil adopta forma de cruz

Desde hace tiempo, la división de móviles de LG ha sufrido un profundo cambio en su estrategia. El primero es la lucha (compartida por otras divisiones de la marca) contra la obsolescencia programada. No en vano, los teléfonos de LG tienen garantía de cinco años.

El segundo es una nueva categorización en tres gamas de producto, entre ellas la serie K, que compite en el segmento de los terminales de entrada, Universal Line, con teléfonos avanzados y que dio cabida al reciente LG Velvet, o la línea Explorer, que arriesga con nuevos diseños y conceptos que lleven «más allá» las experiencias de uso de los móviles con productos totalmente nuevos. La presentación de hoy corresponde, precisamente, al primer terminal de LG dentro de esta última categoría.

Nunca se había visto un móvil como este. Uno cuya pantalla principal rota hasta quedar en posición horizontal, convirtiendo el móvil en una «T» y dejando visible una segunda pantalla, más pequeña y cuadrada, pero perfectamente funcional. Se llama Wing, y el ingenio sale de los laboratorios de LG. Una forma original y novedosa de ofrecer una doble pantalla y de aprovechar la configuración para implementar toda una serie de funciones exclusivas, posibles solo gracias al curioso formato «en cruz» del móvil.

Cerrado, el terminal, que es 5G, parece un móvil normal. Sus dimensiones, 169,5 x 74.5 x 10,9 mm, no permiten sospechar nada extraño, aunque su peso, 260 gramos, ya nos avisa de que algo «extra» tiene que llevar. La pantalla, de 6.8 pulgadas y resolución Full HD+ (2.460 x 1.080 píxeles) encaja con las de otros terminales de lo que podríamos llamar una gama media avanzada. La pantalla secundaria, por su parte, es prácticamente cuadrada, G-OLED y tiene 3.9 pulgadas, con una resolución de 1.240 x 1.080 píxeles.

Una vez abierto, sin embargo, todo cambia: las dos pantallas nos permiten, por ejemplo, ver una película y contestar un correo al mismo tiempo, evitar notificaciones en la misma pantalla de reproducción que nos distraigan del contenido, o desempeñar dos tareas cualesquiera de forma simultánea. Es posible, además, usar la misma «app» en las dos pantallas a la vez, de forma que, por ejemplo en los juegos, podremos tener muchas más opciones de visualización y control.

Otra aplicación extendida y adaptada a la doble pantalla es la de galería. Con el terminal abierto, todos los controles, filtros o edición de las fotos y vídeos aparecen en la pantalla secundaria. Abriendo app distintas, sin embargo, tendremos una forma de multitarea completa y sin interrupciones.

Cámara con «modo gimbal»

En la parte trasera encontramos una triple cámara, con un sensor principal de 64 megapíxeles acompañado por un gran angular de 12 megapixeles, 117 grados de captura y una apertura de F1.9, y un ultra gran angular de 12 megapíxeles, 120 grados y apertura F2.2). La cámara frontal, «pop up» (surge de la carcasa cuando la necesitamos), es de 32 megapíxeles y su apertura es F1.9.

Lo más curioso del sistema fotográfico, sin embargo, no son los sensores, sino uno de los modos de uso de las cámaras, llamado «Gimbal Motion». Con el terminal abierto y la cámara activada, en efecto, en la pantalla pequeña aparecen una serie de controles, como un joystick para mover la cámara (sólo funciona el sensor gran angular) en cualquier dirección con solo arrastrar un dedo, igual que lo haríamos con un estabilizador gimbal convencional y sin tener que tocar la pantalla principal.

También hay controles para fijar los movimientos, tanto en vertical como en horizontal, un modo bloqueo y un modo «libre», llamado «primera persona», que permite cualquier movimiento en cualquier dirección. Todo se puede manejar con una sola mano, y el resultado es una grabación estable y en la que, si así lo deseamos, podemos activar a la vez las cámaras traseras y la frontal. A la cámara dual se añaden funciones de cámara rápida y cámara lenta. Todo un invento, desde luego.

En cuanto al procesador, encontramos el habitual Qualcomm Snapdragon 765G, con tecnología 5G y ampliamente utilizado en los terminales de gama media 5G del mercado. Le acompañan 8 GB de memoria RAM y una capacidad de almacenamiento de 128 GB, ampliable hasta 2TB con tarjetas micro SD. La batería, de 4.000 miliamperios, permite, según LG, un día completo de uso a pesar de la doble pantalla.

Más noticias...

Capitalismo de internet: cómo las grandes potencias intentan frenar el poder «sin límite» de las grandes tecnológicas

Primero fue Europa, luego Estados Unidos… y ahora, también, China. Autoridades en todo el mundo …

A %d blogueros les gusta esto: