Inicio - Comayagua - 0306 La libertad - La libertad, Comayagua celebra este 26 de julio su feria patronal en honor a Santa Ana

La libertad, Comayagua celebra este 26 de julio su feria patronal en honor a Santa Ana

El municipio de a Libertad, Comayagua celebran a lo grande su feria patfronal como es costumbre el 26 de julio anualmente en honor a Santa Ana. Disfruta de sus actividades religiosas, cívicas, gastronómicas, culturales y mas. 

La Libertad es uno de los 21 municipios en los que se divide el departamento de Comayagua, Honduras.

Este municipio fue fundado por familias juntas del anterior municipio Ojos de Agua, municipio de este mismo departamento. y se establecieron en una ciudad ahora conocida como Libertad Vieja, a un kilómetro de ojos de Agua. Estas familias se trasladaron por motivos de seguridad. Tomaron el nombre de Portillo de la Ensenada.

Este recibió el grado de municipio 1876. Además, los habitantes decidieron cambiar el nombre para el que conocemos ahora, La Libertad. En 1917 decidieron agregar a la ciudad La Libertad como cabecera del municipio.

El municipio está ubicado al centro norte del departamento de Comayagua, fronterizando casi con el departamento de Yoro. En el centro pasa el río Humuya, un río con su mayor parte en el departamento de Comayagua. Además, está situada en la estrechura del río frío.

El origen del nombre dado al municipio, La Libertad, viene del positivismo de los habitantes en el siglo XIX.

 

Santa Ana

La tradición cristiana dice que Santa Ana, casada con Joaquín, fue la madre de María y, por tanto, abuela materna de Jesús de Nazaret. Es considerada patrona de diversas ciudades y países, así como de las mujeres trabajadoras y los mineros, pues se considera a Jesús el oro y María la plata. También es patrona de las mujeres embarazadas a la hora del parto. Su fiesta es el 26 de julio.

 

Ana en los evangelios apócrifos y en el Islam

El nombre es conocido en hebreo como Hannah. Todo lo que se conoce sobre su vida, incluso su nombre, está basado en los Evangelios apócrifos, no admitidos por la Iglesia dentro de sus libros canónicos. Según estos, santa Ana era natural de Belén.

Resultado de imagen para santa ana patrona de los abuelos

De acuerdo con el padre Johann Eck de Ingolstadt, en un sermón sobre Santa Ana (publicado en París en 1579) los padres de Ana eran Matán y Emerencia. Descendía del rey David y de Leví (casta sacerdotal).

Matán (Mt. 1,15) era natural de Belén, se dedicaba a la crianza de ovejas.

Según Julio Africano, Matán en un primer matrimonio con una mujer llamada Estha tuvieron un hijo llamado Santiago, quien llegó a ser padre de José de Nazaret.

Estha en un primer matrimonio fue madre de Helí o Joaquín (padre de María Santísima), que con el tiempo se casó con Ana.

Estha murió al nacer Santiago, y Matán se volvió a casar con Emerencia y fueron padres de Ana (madre de María Santísima).

Emerencia, antes de casarse con Matán, estuvo casada con Eliud, de la tribu de Levi, y tuvo dos hijas: Sobe y Mahara. Sobe fue madre de Isabel, de quien nació el Bautista.

Según el Protoevangelio de Santiago, Joaquín y Ana eran una pareja acomodada, pero infértil. Joaquín fue rechazado al llevar su ofrenda al templo por no tener descendencia. Apenado, Joaquín no volvió a su casa, sino que se dirigió a una montaña, donde rogó a Dios que le diera un hijo ayunando durante 40 días y 40 noches; Ana, mientras tanto, lloraba su dolor. Entonces un ángel se les apareció simultáneamente, anunciando que sus ruegos habían sido escuchados y que concebirían un hijo.

Ana prometió dedicar al niño al servicio de Dios y cumplidos los nueve meses dio a luz a una niña a la que llamó Miriam (María). Al cumplir los tres años, Joaquín y Ana llevaron a María al templo para consagrarla a Dios como habían prometido. María vivió en el templo hasta que cumplió los 12 años, edad en la que fue entregada a José como esposa.1

En el Judaísmo, se reconoce su vida de devoción, fe y esperanza en Adonai Yahvé y es descrita en la Torá, de manera similar a los evangelios apócrifos ya mencionados. Hannah era esposa de (San Joaquín) e hija de quien no tuvo hijos hasta su vejez. Ambos, Hannah y Joaquín, llevaban una vida modesta en la ciudad de Nazaret y contaban ya una edad avanzada al momento de ser padres de María. Un día, Hannah quedó fascinada al ver un pájaro alimentando a sus crías bajo un árbol, hecho que suscitó en ella el deseo de ser madre. Oró a Yahvé por un hijo y prometió consagrarlo a su servicio en el Templo. Finalmente, ella concibió y en efecto dio a luz, pero Joaquín murió antes del nacimiento de la criatura, quien resultó ser, en contra de sus expectativas, una niña. Las palabras de Hannah al nacer la pequeña fueron:

Señor! Lo que he dado a luz es una hembra —bien sabía Adonai Yahvé lo que había dado a luz— y un varón no es igual que una hembra. Le he esto por nombre Maryam y la pongo bajo Tu protección y también a su descendencia.

Más noticias...

22 de agosto Nuevo Celilac, Santa Bárbara celebra su Festival de la Tusa

Nuevo Celilac es un municipio en el departamento de Santa Bárbara en la república de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: