Inicio - Francisco Morazán - Cirugía cardíaca salva la vida de cuatro niños hondureños

Cirugía cardíaca salva la vida de cuatro niños hondureños

Recuperación-en-la-UCI-de-Health-City-Cayman-Islands

Tegucigalpa

8 Enero 2016

Cuatro niños hondureños, cada uno con menos de cinco años, reciben una segunda oportunidad de vivir, después de haber pasado por la cirugía de corazón abierto que se les practicó sin costo alguno a sus familias, por parte del equipo médico especialista de Health City Cayman Islands.

Cada niño sufría de cardiopatía congénita compleja, con pocas posibilidades de supervivencia a largo plazo, hasta que se encontraron bajo el cuidado del Dr. Binoy Chattuparambil, un líder en cirugía cardiotorácica y vascular, quien junto con el equipo de profesionales en Health City Cayman Islands, rápidamente diagnosticó las necesidades de los niños antes de realizar las cirugías pediátrica de corazón abierto.

Menos de tres semanas después de ser evaluados y seleccionados en San Pedro Sula, Honduras, los niños viajaron a las Islas Caimán. Los gastos del viaje y el cuidado médico fueron cubiertos gracias al el generoso apoyo del Rotary Club de Gran Caimán, y Have a Heart Cayman Islands quien ofrecen procedimientos cardíacos a los niños más necesitados del Caribe y el mundo, sin tener en cuenta su estado socioeconómico, color, clase o credo.

“Los niños tratados estaban sufriendo de unas enfermedades cardíacas muy complejas,”- Dr. Binoy, como se reconoce por sus colegas y pacientes, “Sin este tratamiento, la esperanza de vida para los niños será muy curta, ellos no tenían mucho mas tiempo.” afirmó el especialista del corazón, quien cree “cada niño merece tener la oportunidad de vivir un vida saludable y de largo plazo.”

El doctor Binoy, trató a Marian Nahomy, una niña de cinco meses con síndrome de Down, quien tenía   problemas de alimentación y no pueda aumentar de peso por el gran agujero en su corazón (defecto septal ventricular). La niña también sufría de una comunicación anormal entre dos de los vasos sanguíneos más importantes (conducto arterial persistente), mezclando la sangre pura e impura juntos resultando en una presión pulmonar alta.

El caso de Marian era más complejo que los demás, por su condición cromosómica. Sin embargo, con el tejido corporal de Marian, el doctor Binoy puedo arreglar el agujero, y la conexión anormal se interrumpió. Marian ahora puede llevar adelante una vida más larga y feliz.

Tras la operación, los “hondureñitos” con su cirujano.

Tras la operación, los “hondureñitos” con su cirujano.

Fuente: latribuna.hn

Más noticias...

Sigue suministro de agua una vez a la semana

Tegucigalpa, Honduras miércoles 20 noviembre  2019 La única forma de llegar a mayo con agua, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: